Bonos italianos y franceses, en máximos de varios años respecto a Alemania

miércoles 8 de febrero de 2017 16:21 CET
 

Por Abhinav Ramnarayan

LONDRES (Reuters) - La incertidumbre política en Francia e Italia acrecentó la distancia entre la rentabilidad de la deuda pública a 10 años de Francia e Italia respecto a la alemana, considerada refugio, hasta máximos de varios años.

Las próximas elecciones en Francia, Alemania y Holanda, y posiblemente en Italia, más la crisis de deuda en Grecia, han hecho que los inversores tengan poco apetito por el riesgo en las últimas sesiones, en concreto dado que las compras de bonos por parte del Banco Central Europeo están en trayectoria descendente.

"Esta vez el BCE está en una posición menos fuerte para lidiar con los problemas", dijo el estratega de tipos de ING Benjamin Schroeder. "Aunque compró a un mayor ritmo en enero, el mercado sabe que decaerá".

El BCE se dispone a reducir su compra de bonos a partir de abril desde la tasa actual de 80.000 millones de euros mensuales a 60.000 millones hasta finales de 2017.

La especulación del mercado es que el banco central reducirá gradualmente las compras después de eso, sobre todo dadas las señales de un mayor crecimiento e inflación en la zona euro y la presión de Alemania.

El presidente del BCE, Mario Draghi, trató de restar importancia a esas preocupaciones esta semana, diciendo que la recuperación económica de la zona euro está recuperando fuerza pero sigue necesitando estímulos.

La incertidumbre rodea al bloque de la moneda única las últimas semanas. En el frente antieuro se sitúa la candidatura de la líder de la extrema derecha Marine Le Pen a la presidencia de Francia o una hipotética derrota de la canciller alemana Angela Merkel cuando los alemanes vayan a las urnas en otoño.

Además, los inversores en Grecia parecen estar perdiendo la fe en la promesa de los responsables europeos hace cinco años de que el default del país sería un caso extraordinario.   Continuación...

 
La incertidumbre política en Francia e Italia acrecentó la distancia entre la rentabilidad de la deuda pública a 10 años de Francia e Italia respecto a la alemana, considerada refugio, hasta máximos de varios años. En la imagen, un trabajador ajusta banderas francesas en un acto del Frente Nacional en Lyon el 5 de febrero de 2017. REUTERS/Robert Pratta