China y EEUU no pueden permitirse un conflicto, dice un ministro chino

martes 7 de febrero de 2017 14:02 CET
 

Por Colin Packham

SÍDNEY (Reuters) - No habría ganador alguno entre un conflicto entre China y Estados Unidos, dijo el martes el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, con el objetivo de reducir las tensiones surgidas entre las dos naciones tras la elección del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Las relaciones entre China y Estados Unidos se han agriado después de que Trump provocase el enfado de Pekín en diciembre tras responder la llamada telefónica de la presidente taiwanesa, Tsai Ing-wen, y amenazase con imponer aranceles a las importaciones chinas.

China considera a Taiwán una provincia díscola, sin derecho a establecer relaciones diplomáticas formales con otros países.

No obstante, China está comprometida con la paz, dijo Wang tras reunirse con la ministra de Exteriores australiana, Julia Bishop.

"No puede haber un conflicto entre China y Estados Unidos, pues ambas partes perderán algo y ninguno puede permitírselo", dijo a los periodistas en la capital de Australia, Camberra.

En un intento de reducir las tensiones, Wang pidió a los líderes globales rechazar el proteccionismo, que Trump apoya con sus planes económicos de "América Primero".

"Es importante comprometerse firmemente con una economía mundial abierta", añadió Wang. "Es importante encauzar la globalización económica hacia una mayor inclusividad y un beneficio compartido más amplio de manera más sostenible".

Aunque las políticas comerciales de Trump han generado preocupaciones de que Estados Unidos esté entrando en un período de proteccionismo económico, China ha acusado previamente a Australia de adoptar prácticas similares al bloquear la venta de grandes activos a intereses chinos.   Continuación...

 
No habría ganador alguno entre un conflicto entre China y Estados Unidos, dijo el martes el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, con el objetivo de reducir las tensiones surgidas entre las dos naciones tras la elección del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. En la imagen, el primer ministro australiano Malcolm Turnbull da la mano al ministro de Asuntos Exteriores chino Wang Yi antes de su reunión en el Parlamento en Canberra, Australia, el 7 de febrero de 2017.   AAP/Mick Tsikas/via REUTERS