Sabadell aspira a un beneficio de 800 millones de euros este año

martes 7 de febrero de 2017 09:25 CET
 

MADRID (Reuters) - El banco Sabadell dijo el martes que espera cerrar 2017 con un beneficio neto de 800 millones de euros, lo que representaría un incremento del 13 por ciento frente a 2016 gracias al crecimiento de las comisiones y una estabilización de sus márgenes financieros.

El quinto banco español ya ha descrito 2017 como un año de transición en el que quiere centrarse en reducir costes, incluido el cierre de 250 sucursales y finalizar la integración de la plataforma tecnológica de TSB.

Con los tipos de interés en mínimos históricos, el banco adquirió TSB a Lloyds en 2015 para incrementar los ingresos de las operaciones internacionales.

Sabadell reiteró que espera que la economía británica, que supone alrededor de un 25 por ciento de sus beneficios gracias a TSB, se comporte mejor de lo esperado este año tras la decisión el pasado junio de Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

Para 2017 espera un margen de intereses - una medida que compara los ingresos de los préstamos menos el coste de los depósitos - crezca un 1 por ciento gracias a los menores costes de financiación y mayores tipos de interés en Reino Unido.

El beneficio neto de 2016 se situó en 710 millones de euros y se vio impactado negativamente por varios extraordinarios, como la provisión de alrededor de 410 millones por las cláusulas suelo y la depreciación de la Libra tras el Brexit.

A las 0921, las acciones de Sabadell bajaban alrededor de un uno por ciento, frente al 0,4 por ciento que caía el Ibex-35.

 
El banco Sabadell dijo el martes que espera cerrar 2017 con un beneficio neto de 800 millones de euros, lo que representaría un incremento del 13 por ciento frente a 2016 gracias al crecimiento de las comisiones y una estabilización de sus márgenes financieros. En la imagen de archivo, el presidente de Sabadell,  Josep Oliu, muestra un dosier sobre los resultados del grupo durante una conferencia de prensa en su sede en Barcelona REUTERS/Gustau Nacarino