Deutsche Bank registra unas pérdidas trimestrales superiores a lo previsto

jueves 2 de febrero de 2017 12:18 CET
 

Por Arno Schuetze

FRÁNCFORT (Reuters) - Deutsche Bank perdió aún más terreno que sus rivales de Wall Street en 2016, quedándose atrás en el fuerte rebote de la negociación de títulos de renta fija de los últimos tres meses del año e incrementando la presión sobre el consejero delegado John Cryan antes de la actualización de su estrategia esta primavera.

La entidad financiera señera de Alemania registró unas pérdidas netas de 1.900 millones de euros en el último trimestre de 2016, después de que los costes legales de pasadas irregularidades impactaran con fuerza en sus resultados.

Las acciones de Deutsche Bank caían más de un 5 por ciento a primera hora del jueves. Analistas esperaban que el banco publicara una pérdida de 1.160 millones euros.

Los ingresos de su división de negociación de renta fija subieron un 11 por ciento en el trimestre al beneficiarse de un incremento del mercado de productos ligados a los tipos de interés, las materias primas y divisas extranjeras (FICC), cuando los inversores reaccionaron a la sorprendente victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de EEUU.

Sin embargo, perdió cuota de mercado frente a bancos de Wall Street, algunos de los cuales han más que doblado sus ingresos por renta fija, en parte porque la entidad alemana redujo su banco de inversión para limitar riesgos, recortando productos y lazos con miles de clientes.

Aunque Deutsche Bank en 2013 se clasificó como el tercer banco mundial en comercio de FICC, cayó al sexto puesto a mediados de 2016, según los últimos datos de la firma de analítica industrial Coalition.

"Somos optimistas después de un prometedor inicio este año", dijo el consejero delegado Cryan, añadiendo que en áreas clave, como su negocio de mercados de capital, el rendimiento había sido fuerte.

Pero Deutsche Bank no ha ofrecido muchos detalles sobre su futura estrategia, que los inversores esperan que sea actualizada en primavera después de un esperado acuerdo con supervisores bancarios internacionales sobre nuevas reglas de capital.   Continuación...

 
Deutsche Bank perdió aún más terreno que sus rivales de Wall Street en 2016, quedándose atrás en el fuerte rebote de la negociación de títulos de renta fija de los últimos tres meses del año e incrementando la presión sobre el consejero delegado John Cryan antes de la actualización de su estrategia esta primavera. En la imagen, Cryan atiende una conferencia de prensa en Fráncfort el 2 de febrero de 2017.    REUTERS/Kai Pfaffenbach