Un cauto Banco de Japón eleva proyecciones de crecimiento por mejora económica

martes 31 de enero de 2017 08:08 CET
 

TOKIO (Reuters) - El Banco de Japón dejó sin cambios el martes su política monetaria y mantuvo sus optimistas proyecciones de precios, apuntando que confía en que una recuperación económica estable acelerará a la inflación hasta su meta del 2 por ciento sin requerir estímulos adicionales.

Los mercados están atentos ahora a las declaraciones del gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda sobre las posturas proteccionistas en temas comerciales del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, especialmente después de que el republicano se enfocase en la poderosa industria automovilística nipona, un pilar de su economía.

Como esperaba la mayoría del mercado, el BOJ mantuvo su tipo de interés de corto plazo en el -0,1 por ciento y la meta de rendimiento de los bonos del gobierno a 10 años en torno a un cero por ciento.

También dejó sin cambios el compromiso de comprar deuda pública al actual ritmo, de manera que el balance de sus posiciones crezca a 80 billones de yenes (705.000 millones de dólares) al año.

"Espero que la inflación repunte, pero esto lastrará al crecimiento económico", dijo Hiroshi Miyazaki, economista de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities. "El BOJ puede permitirse permanecer en espera porque ya ha aplazado mucho el plazo para (cumplir) su meta de inflación", agregó.

En una revisión trimestral de sus estimaciones, el BOJ elevó su proyección de crecimiento para el año fiscal que comienza en abril y para el siguiente, apuntando al mejor panorama para las exportaciones.

El banco central dejó sin cambios sus optimistas pronósticos inflacionarios para los próximos años, a pesar de factores internos que impulsan los precios, como el repunte de la cotización del petróleo y los mayores costos de las importaciones por la depreciación del yen.

"Los riesgos tanto para la actividad económica como para los precios se inclinan hacia lo negativo", dijo el BOJ en su reporte de estimaciones trimestrales. "El impulso para lograr nuestra meta de inflación de un 2 por ciento se mantiene, pero carece de fuerza", agregó.

 
El Banco de Japón dejó sin cambios el martes su política monetaria y mantuvo sus optimistas proyecciones de precios, apuntando que confía en que una recuperación económica estable acelerará a la inflación hasta su meta del 2 por ciento sin requerir estímulos adicionales. En la imagen de archivo, una bandera de Japón ondea en la sede del banco central en Tokio, el 21 de septiembre de 2016. REUTERS/Toru Hanai/File Photo