Trump podría ser el bálsamo que necesita la izquierda enferma de Europa

sábado 28 de enero de 2017 11:45 CET
 

Por Noah Barkin

BERLÍN (Reuters) - Ha sido un invierno crudo para una izquierda que en Europa lleva ya tiempo sufriendo.

En un lapso de apenas dos meses, han caído bajo su propio peso François Hollande, Matteo Renzi y Sigmar Gabriel, los dirigentes de centro-izquierda de Francia, Italia y Alemania, respectivamente.

El Partido Laborista británico ha convertido sus luchas internas en un espectáculo público. Y en Bruselas, la izquierda ha cedido la presidencia del Parlamento Europeo a un conservador, entregando al centro-derecha el control de los tres principales puestos de la UE.

Pero después de esforzarse en articular una visión clara durante la mayor parte de una década, finalmente los partidos de izquierda europeos pueden haber encontrado a su salvador, un líder que puede restaurar su razón de ser y, si juegan bien las cartas, frenar una entrada en barrena electoral. Se llama Donald Trump.

Nadie espera que el nuevo presidente de los Estados Unidos cambie el arco de la política europea, que se ha encorvado hacia el populismo durante el pasado año y lejos de los partidos tradicionales tanto de izquierda como de derecha.

Pero analistas y altos responsables políticos dicen que la victoria la victoria de Trump -y la derrota de su rival demócrata Hillary Clinton- puede enseñar a la izquierda europea algunas lecciones importantes y ayudar a guiar sus campañas en el comienzo de un año electoral en el que los votantes de Holanda, Francia, Alemania y, probablemente Italia, irán a las urnas.

Se espera que tanto Emmanuel Macron, el ex ministro de Economía galo de 39 años que se ha erigido como candidato a la presidencia de Francia, como el socialdemócrata Martin Schulz, que se enfrentará a la alemana Angela Merkel en otoño, lleven a cabo campañas que redoblen temas contra Trump sobre "Europa" y sus "valores".

"La izquierda necesita una narrativa y en el contexto actual de Trump y el Brexit puede ofrecer una visión alternativa", dijo Henning Meyer, editor de Social Europe y socio de investigación en la London School of Economics. "Si te vistes a ti mismo como la oposición intelectual a Trump, existe una oportunidad real".   Continuación...

 
Ha sido un invierno crudo para una izquierda que en Europa lleva ya tiempo sufriendo.  En la imagen de archivo, el exprimer ministro italiano Mateo Renzi y el presidente francés François Hollande, en una cumbre en Atenas. REUTERS/Michalis Karagiannis