El BCE mantendrá la senda monetaria pese a la reactivación económica

jueves 19 de enero de 2017 12:35 CET
 

Por Balazs Koranyi y Francesco Canepa

FRÁNCFORT (Reuters) - A pesar de que el crecimiento de la zona euro y la inflación aumentan lentamente, el Banco Central Europeo (BCE) se dispone a justificar el jueves que su postura monetaria ultrarrelajada sigue siendo necesaria para mantener la recuperación en curso.

Es casi seguro que el BCE conservará las medidas en vigor y mantendrá la promesa de un programa de estímulos prolongado, tras ampliar el mes pasado su programa de compra de bonos.

El presidente del BCE, Mario Draghi, puede argumentar que la institución ha hecho su parte para reparar el crecimiento, pero también señalará, probablemente, que la recuperación no se sostiene por sí sola, que la inflación subyacente es débil y los mercados podrían volverse más volátiles ante las subidas graduales de tipos de la Reserva Federal en EEUU.

Por lo tanto, es previsible que Draghi diga que no es conveniente cerrar los grifos ahora, poniendo de relieve, una vez más, los divergentes caminos políticos entre el BCE y la Reserva Federal, cuya presidenta, Janet Yellen, anticipó el miércoles nuevos aumentos en el coste de los préstamos. [nS0N1DU01Y]

"Draghi parece estar cómodo permitiendo que la inflación se eleve más antes de declarar la victoria total sobre la deflación", dijo David Kohl, economista del banco suizo Julius Baer.

A primera vista, es lógico que Draghi esté relajado. La inflación alcanzó un máximo de tres años el mes pasado, la actividad manufacturera se está acelerando y los indicadores de confianza se están afianzando. Todo apunta a un sólido crecimiento a finales del año pasado. [nL5N1EW2FY]

De hecho, el crecimiento del negocio empresarial de la zona del euro fue el más rápido en más de cinco años en diciembre, las carteras de pedidos están aumentando la demanda de exportación y el consumo se mantiene a pesar de los crecientes costes de la energía, lo que indica unos niveles de resiliencia no vistos antes de la crisis de deuda del bloque. [nU8N1D3010]

Sin embargo, el panorama de los precios subyacentes -que no incluyen energía y alimentos dada su alta volatilidad- es confuso, lo que da a Draghi muchos argumentos para rechazar las críticas, sobre todo las de Alemania, la mayor economía del bloque y principal contrincante del BCE en materia de política monetaria. [nL4N1F041S]   Continuación...

 
A pesar de que el crecimiento de la zona euro y la inflación aumentan lentamente, el Banco Central Europeo (BCE) se dispone a justificar el jueves que su postura monetaria ultrarrelajada sigue siendo necesaria para mantener la recuperación en curso. En la imagen, la sede del BCE en Fráncfort, el 8 de diciembre de 2016.  REUTERS/Ralph Orlowski