Fabricantes europeos de coches eléctricos planean unirse para alcanzar a Tesla

miércoles 11 de enero de 2017 10:38 CET
 

Por Christoph Steitz

FRÁNCFORT (Reuters) - Los fabricantes de automóviles más grandes de Europa están recurriendo en la capacidad industrial del continente para construir una red de estaciones de carga ultrarrápidas en un intento de avivar la demanda de coches eléctricos y romper el dominio de Tesla del mercado.

BMW, Volkswagen, Ford y Daimler planean construir en Europa alrededor de 400 estaciones de carga de última generación que puedan recargar un coche eléctrico en cuestión de minutos y no horas.

La larga espera que supone recargar las baterías es una de las principales desventajas de los coches eléctricos respecto a los automóviles convencionales con tanques de gasolina, que pueden rellenarse en unos segundos.

Hasta ahora, los conductores de coches eléctricos han tenido que dejar los coches enchufados durante horas en una estación de carga para viajar entre diferentes ciudades, lo cual hace poco prácticos los trayectos largos.

La instalación de lugares de carga nuevos y más rápidos estimularía el mercado general y también ayudaría a los fabricantes de coches tradicionales a estrechar la distancia que les saca Tesla, el líder en vehículos eléctricos con sede en Silicon Valley, que tiene su propia red de estaciones de carga. Los cargadores de Tesla son los más rápidos de la industria y son incompatibles con los coches eléctricos existentes fabricados por rivales.

Los fabricantes de coches están tratando de atraer a expertos de las industrias energética e industrial europea, entre ellos las alemanas Innogy, E.ON y Siemens y la portuguesa Efacec, pues todas ellas trabajan en esta tecnología, dijeron a Reuters fuentes familiares con este asunto.

Los nuevos cargadores de 350 kilovatios (kW) serían casi tres veces más potentes que los de Tesla.

"Este es un esfuerzo estructurado y concertado entre sectores para abordar cuestiones de infraestructura de forma real", dijo una de las fuentes.   Continuación...

 
Los fabricantes de automóviles más grandes de Europa están recurriendo en la capacidad industrial del continente para construir una red de estaciones de carga ultrarrápidas en un intento de avivar la demanda de coches eléctricos y romper el dominio de Tesla del mercado. En la imagen, una señal en el suelo de un punto de recarga para coches eléctricos en un aparcamiento próximo al estadio de fútbol del Wolfsburgo, en Alemania, el 6 de abril de 2016. REUTERS/Kai Pfaffenbach