Mercedes-Benz superará a BMW como el mayor fabricante de coches de lujo

lunes 9 de enero de 2017 09:20 CET
 

Por Edward Taylor y Ilona Wissenbach

STUTTGART, Alemania (Reuters) - Mercedes-Benz alcanzaría su objetivo de convertirse en el mayor fabricante de automóviles de lujo cuatro años antes de lo previsto, una hazaña lograda, irónicamente, sólo tras dejar de buscar participación de mercado y enfocarse en la fabricación de vehículos de tecnología avanzada favorecidos por los consumidores.

Introducir un diseño elegante y deportivo y establecerse como pionero en nuevas tecnologías como la conducción autónoma ha ayudado a revivir la marca Mercedes, lo que los analistas dicen que colaborará para mantener a la compañía con sede en Stuttgart como líder en este segmento del mercado.

El logro es un golpe maestro para el presidente ejecutivo de Daimler, Dieter Zetsche, quien luchó para revivir a la compañía tras una desordenada separación de la marca Chrysler en 2007.

Hace menos de cuatro años, Zetsche se enfrentó a los descontentos accionistas, preocupados porque la fabricante de automóviles quedaba rezagaba frente a rivales como BMW y Audi de Volkswagen AG.

El domingo, Daimler dijo que vendió 2,08 millones de automóviles marca Mercedes-Benz en 2016, una cifra que no superaría BMW, que ha mantenido el liderazgo en las ventas del mercado premiun desde 2005 y que divulgaría sus cifras el lunes.

Incluyendo la marca Smart, Daimler vendió 2,23 millones de autos el año pasado, dijo la firma.

Zetsche estableció en 2011 la meta de transformar a Mercedes en el fabricante de mayores ventas de automóviles de lujo para 2020, en el aniversario 125 de la compañía. En el momento de fijar el objetivo, incluso las ventas de Audi superaban a las de Mercedes, que se encontraba relegada en el tercer lugar.

 
Mercedes-Benz alcanzaría su objetivo de convertirse en el mayor fabricante de automóviles de lujo cuatro años antes de lo previsto, una hazaña lograda, irónicamente, sólo tras dejar de buscar participación de mercado y enfocarse en la fabricación de vehículos de tecnología avanzada favorecidos por los consumidores. En la imagen, el consejero delegado de MBUSA y NAFTA, Dietmar Exler, en un encuentro en la feria del automóvil de Detroit el 8 de enero de 2017. REUTERS/Mark Blinch