Maduro incrementa el salario mínimo en Venezuela en un 50 por ciento

lunes 9 de enero de 2017 08:02 CET
 

CARACAS (Reuters) - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el domingo el quinto aumento del salario mínimo en un año, buscando proteger a los trabajadores de una inflación que, según cálculos de organismos multilaterales, es la más alta del mundo.

El nuevo sueldo mínimo mensual será de 40.683 bolívares a partir de enero, un incremento del 50 por ciento, dijo Maduro.

El ingreso equivale a 60 dólares a la tasa oficial más débil. Sin embargo, calculado a la tasa del mercado paralelo, apenas equivale a 12 dólares y es el más bajo de Latinoamérica.

Maduro anunció además que todos los sueldos de empleados de la administración pública y de las fuerzas armadas aumentarán un 50 por ciento a partir de enero.

"Para arrancar el año he decidido hacer un aumento de salarios y pensiones", dijo Maduro en su programa dominical de radio y televisión. "En tiempos de guerra económica y ataques de mafias (...) cuidar el empleo y el ingreso de los trabajadores".

La oposición de Venezuela acusa a Maduro de ser el principal responsable de la grave crisis económica que afecta al país con las mayores reservas de crudo del planeta. El mandatario socialista, por su parte, asegura que su administración es víctima de una "guerra económica" que busca derrocarle.

Venezuela no ha dado sus datos económicos de 2016, pero los cálculos del Fondo Monetario Internacional (FMI) advierten de que la inflación habría cerrado el año pasado en cerca de un 500 por ciento y sobrepasará el 2.000 por ciento en 2017.

Sumando los 63.720 bolívares de bono de alimentación que reciben los trabajadores, el ingreso integral aumentó a 104.358 bolívares.

"Es justo y necesario y seguiremos haciendo de tripas corazón para seguir protegiendo el empleo, la estabilidad, el derecho al trabajo y la pensiones de nuestro pueblo", dijo Maduro.

 
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el domingo el quinto aumento del salario mínimo en un año, buscando proteger a los trabajadores de una inflación que, según cálculos de organismos multilaterales, es la más alta del mundo. En la imagen, Maduro en Caracas el 18 de diciembre de 2016. Miraflores Palace/Handout via REUTERS