3 de enero de 2017 / 14:49 / hace 7 meses

El fuerte dato de inflación en Alemania, buena noticia para el BCE

La inflación anual de Alemania subió más de lo previsto en diciembre, alcanzando su mayor nivel en más de tres años, dando al Banco Central Europeo (BCE) la buena noticia de que la presión sobre los precios en la mayor economía de la UE está subiendo. En esta imagen de archivo, vista interior del centro comercial 'Pasing Arcaden' en Munich, el 18 de agosto de 2016.Michaela Rehle

BERLÍN (Reuters) - La inflación anual de Alemania subió más de lo previsto en diciembre, alcanzando su mayor nivel en más de tres años, dando al Banco Central Europeo (BCE) la buena noticia de que la presión sobre los precios en la mayor economía de la UE está subiendo.

No obstante, esta situación podría obstaculizar el apetito alemán por el gasto, ya que una mayor inflación implica que los ciudadanos alemanes tendrán menos renta real que gastar.

Los precios al consumidor en Alemania, armonizados para poder compararlos con otros países europeos, subieron un 1,7 por ciento interanual tras apreciarse un 0,7 por ciento en noviembre, dijo la Oficina Federal de Estadística.

Esta cifra se aproxima al objetivo de inflación del BCE, cercano al 2 por ciento, es el más alto desde julio de 2013 y superó las estimaciones de un consenso de Reuters de un 1,3 por ciento.

En términos no armonizados, la inflación interanual también repuntó un 1,7 por ciento, pero desde un 0,8 por ciento en noviembre.

Un desglose de los datos no armonizados mostró una subida de los precios de la energía y mayores costes en alimentación como los principales responsables del impulso.

"Son cifras de inflación realmente fuertes", dijo el economista de DZ Bank Michael Holstein, agregando que los efectos negativos del descenso del precio del petróleo estaban disipándose.

El BCE lleva tiempo inyectando dinero en la zona euro en un intento por incrementar la inflación desde un nivel casi deflacionario, por lo que es probable que los sólidos datos del martes intensifiquen los llamamientos de aquellos que defienden una política fiscal conservadora para que empiece a revertir su estrategia.

El dato implica además que la cifra de toda la zona euro, que se publicará el miércoles, probablemente también será más fuerte de lo esperado.

Los precios al consumidor en los 19 países de la zona euro avanzaron un 0,6 por ciento en noviembre. Para diciembre, los economistas esperan que la cifra se eleve hasta un 1 por ciento en el año.

La mejora de los precios puede ser una buena noticia para el BCE desde una perspectiva paneuropea, pero no tiene por qué ser necesariamente positiva para la economía alemana, que ha estado dependiendo mucho del consumo privado, el auge del sector de la construcción y el gasto público para crecer.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below