Exportaciones de Japón en noviembre superan expectativas ante caída del yen, aumenta volumen

lunes 19 de diciembre de 2016 03:37 CET
 

Por Stanley White

TOKIO (Reuters) - Las exportaciones de Japón mejoraron fuertemente en noviembre debido a que la rápida caída del yen y una recuperación de la demanda externa impulsaron los envíos del sector comercio, superando las expectativas de los economistas.

Los datos del Ministerio de Hacienda mostraron el lunes que las exportaciones descendieron un 0,4 por ciento en el año hasta noviembre. Esto se compara con el declive anual del 2,0 por ciento esperado por los economistas en un sondeo de Reuters, y luego de una caída del 10,3 por ciento en el año hasta octubre.

El valor de las exportaciones hacia China, el mayor socio comercial de Japón, aumentó un 4,4 por ciento anual, el primer incremento en nueve meses debido a mayores envíos de piezas de automóviles.

En términos de volumen, las exportaciones en noviembre subieron un 7,4 por ciento frente a las cifras de hace un año, en una señal de que la demanda externa está aumentando.

Los datos es probable que estimulen al Banco de Japón, que está inclinado a mejorar sus perspectivas económicas en una reunión que concluirá el 20 de diciembre, porque las autoridades están cada vez más confiadas de que el comercio mundial está saliendo de la crisis, dijeron cuatro fuentes.

"La debilidad del yen ayudó mucho, pero los volúmenes muestran que hay una verdadera recuperación en las exportaciones", dijo Shuji Tonouchi, economista senior de mercado de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities.

"Podría haber una ligera moderación en las exportaciones después de la temporada de compras de fin de año. Sin embargo, el BOJ (Banco de Japón) verá estos datos en una luz positiva", añadió.

Las exportaciones cayeron en noviembre a un ritmo más lento, debido a que el valor de los envíos de automóviles y acero disminuyó menos que el mes anterior, mostraron los datos.   Continuación...

 
Un trabajador camina entre containers navieros en un puerto en Tokio, Japón, 18 de febrero de 2016.  REUTERS/Thomas Peter