La inflación británica toca en noviembre máximos de dos años

martes 13 de diciembre de 2016 11:37 CET
 

LONDRES (Reuters) - La inflación británica alcanzó el mes pasado máximos de más de dos años, impulsada por ropa más cara y el impacto de la votación del Brexit de junio en los precios que los consumidores pagaron por bienes tecnológicos.

Los precios al consumo crecieron un 1,2 por ciento frente a hace un año, dijo el martes la Oficina Nacional de Estadística, por encima de las previsiones de los economistas de un aumento del 1,1 por ciento anual en un sondeo de Reuters.

El mes pasado, el Banco de Inglaterra pronosticó que la inflación subiría a aproximadamente un 2,8 por ciento a mediados de 2018, a medida que la gran caída de la libra tras la votación británica a favor de dejar la UE eleva el coste de las importaciones.

La caída de la libra ha dejado a proveedores y minoristas en dificultades puesto que los productos importados son más caros.

Hubo algo de alivio para la libra en noviembre, lo que aflojó la presión sobre las fábricas que adquirieron materiales y energía ese mes.

La inflación británica ha permanecido por debajo del objetivo del 2 por ciento del Banco de Inglaterra durante casi tres años y el año pasado el dato fue cero, el más bajo desde que comenzaron los registros comparables en los años 50.

Se espera que el Banco de Inglaterra mantenga los tipos de interés sin cambios esta semana, después de que el organismo eliminara de su discurso las señales que adelantan un recorte de tipos y adoptara una postura neutral el mes pasado.

(Información de Andy Bruce y William Schomberg; Traducido por Inmaculada Sanz)

 
La inflación británica alcanzó el mes pasado máximos de más de dos años, impulsada por ropa más cara y el impacto de la votación del Brexit de junio en los precios que los consumidores pagaron por bienes tecnológicos. En la imagen, personas con bolsas de la compra en Londres, 25 de agosto de 2016. REUTERS/Neil Hall