El BCE compraría más bonos italianos si el referéndum crea volatilidad, según fuentes internas

martes 29 de noviembre de 2016 17:58 CET
 

Por Balazs Koranyi y Frank Siebelt

FRÁNCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo está listo para intensificar temporalmente la compra de deuda pública italiana si el resultado del crucial referéndum del domingo termina incrementando de forma aguda los costes de endeudamiento para el mayor deudor de la zona euro, dijeron fuentes del banco central a Reuters.

Los bonos estatales y las acciones bancarias italianas han sufrido fuertes ventas de cara al referéndum del 4 de diciembre sobre la reformas constitucionales ante el riesgo de turbulencias políticas. Las encuestas de opinión sugieren que la opción del "no" va por delante, lo cual podría obligar a dimitir al primer ministro, Matteo Renzi, en el que sería un nuevo capítulo de derrota del 'establishment' político en el mundo desarrollado.

El BCE podría usar su programa de compra de bonos por 80.000 millones de euros mensuales para contrarrestar cualquier cambio brusco en la rentabilidad de los bonos después de la votación, suavizando las oscilaciones del mercado y apoyando los títulos de deuda pública, según cuatro fuentes del banco central de la Eurozona, que pidieron permanecer en el anonimato.

Las fuentes añadieron que el marco tiene flexibilidad suficiente para permitir un incremento temporal de las compras en Italia y que no sería estrictamente necesaria la aprobación formal del Consejo de Gobierno de la institución, que se reunirá el próximo 8 de diciembre para decidir si prolongar o no la compra de obligaciones a partir de abril de 2017.

No obstante, insistieron en que se trataría de un movimiento que no duraría más de unos días o semanas, para combatir la volatilidad del mercado, porque el programa de compra de activos se diseñó para apuntalar la inflación y el crecimiento en toda la zona euro y no tenía como objetivo remediar situaciones de crisis de países concretos.

Esto significa que, si Italia o sus bancos necesitaran un apoyo financiero a más largo plazo, Roma tendría que solicitar esta ayuda de manera formal.

"El Consejo de Gobierno entiende que hay cierto espacio para ayudar a Italia, que será utilizado si fuese necesario. El programa de compra de activos tiene una flexibilidad incorporada", dijo una de las fuentes. "La clave es que el BCE necesita estar convencido de que la volatilidad puede superarse a través de esta flexibilidad".

El BCE rechazó hacer declaraciones al respecto.   Continuación...

 
El Banco Central Europeo está listo para intensificar temporalmente la compra de deuda pública italiana si el resultado del crucial referéndum del domingo termina incrementando de forma aguda los costes de endeudamiento para el mayor deudor de la zona euro, dijeron fuentes del banco central a Reuters. En la imagen de archivo, la sede del BCE en Fráncfort,. 3 de diciembre de 2015. REUTERS/Ralph Orlowski