Volkswagen acuerda eliminar 30.000 empleos de su marca hasta 2020

viernes 18 de noviembre de 2016 12:23 CET
 

Por Andreas Cremer y Jan Schwartz

WOLFSBURGO, Alemania (Reuters) - Volkswagen y sus potentes sindicatos acordaron un recorte de 30.000 puestos de trabajo en su marca principal a cambio de evitar despidos forzosos en Alemania hasta 2025, un compromiso que aún deja la rentabilidad del fabricante alemán por detrás de la de sus rivales.

El plan anunciado el viernes conducirá a unos ahorros anuales en eficiencia de 3.700 millones de euros e incrementará el margen operativo de la marca Volkswagen en un 4 por ciento en 2020, desde un esperado 2 por ciento este año.

El objetivo aún está por debajo de rivales europeos como Renault y Peugeot Citroen, que se han marcado un objetivo de margen operativo del 6 por ciento en 2021.

Volkswagen, el mayor fabricante de automóviles de Europa, está intentando incrementar el ahorro de su mayor negocio en su sede en Alemania, donde los costes son altos.

También tiene que encontrar miles de millones de euros para pagar multas y acuerdos tras el escándalo por el engaño en las emisiones de sus vehículos diesel, además de financiar un giro estratégico hacia los coches eléctricos y sin conductor.

Los líderes sindicales de Volkswagen dijeron que la dirección había acordado evitar despidos forzados en Alemania hasta 2025, un paso que allana el camino para recortar puestos de trabajo a través de adquisiciones, jubilaciones anticipadas y reducciones de plantilla a tiempo parcial.

También se eliminarán puestos de trabajo en América del Norte, Brasil y Argentina, dijo Volkswagen, sin ser más específico. Unos 114.000 empleados trabajan para la marca Volkswagen en Alemania.

Los líderes laborales acordaron los recortes a cambio del compromiso de la dirección de crear 9.000 nuevos puestos de trabajo en el área de los coches eléctricos, principalmente en fábricas en Alemania.   Continuación...

 
Volkswagen y sus potentes sindicatos acordaron un recorte de 30.000 puestos de trabajo en su marca principal a cambio de evitar despidos forzosos en Alemania hasta 2025, un compromiso que aún deja la rentabilidad del fabricante alemán por detrás de la de sus rivales. En la foto, el consejero delegado de Volkswagen,  Matthias Mueller, en una conferencia en Munich el 9 de noviembre de 2016.  REUTERS/Michael Dalder