17 de noviembre de 2016 / 15:57 / hace un año

La UE aprueba el presupuesto de 2017 tras una negociación maratoniana

La Unión Europea llegó a un acuerdo en las primeras horas del jueves sobre el presupuesto del próximo año, que aumentará el gasto gubernamental para crear más empleos y abordar la crisis de inmigración, pero Italia se abstuvo, en una nueva señal de la tensa relación de Roma con Bruselas. En la imagen, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en el Parlamento Europeo el 14 de septiembre de 2016. REUTERS/Vincent Kessler

BRUSELAS (Reuters) - La Unión Europea llegó a un acuerdo en las primeras horas del jueves sobre el presupuesto del próximo año, que aumentará el gasto gubernamental para crear más empleos y abordar la crisis de inmigración, pero Italia se abstuvo, en una nueva señal de la tensa relación de Roma con Bruselas.

Los países del bloque acordaron elevar el gasto para 2017 a 134.400 millones de euros desde una propuesta inicial de 133.700 millones de euros. Legisladores y la Comisión Europea habían pedido más fondos.

Además, se acordó aumentar a 157.800 millones de euros los compromisos de pago del próximo año en que podría incurrir más adelante, desde una cifra inicial de 156.300 millones de euros.

Comparado con este año, el gasto aumentará mayormente en la reubicación de los refugiados dentro de Europa y para reforzar los controles fronterizos ante la continua llegada de inmigrantes desde África, Asia y Oriente Medio. También se destinarán más fondos a la creación de empleo en países afectados por altas cifras de paro, en particular entre los jóvenes.

“Alcanzamos nuestras metas”, dijo Jens Geier, legislador alemán de centroizquierda que participó en las negociaciones.

“El presupuesto del 2017 claramente se enfoca en nuestras prioridades de impulsar el crecimiento, crear empleos -en especial para los jóvenes- y abordar la crisis migratoria”, añadió.

Se gastará menos dinero el próximo año en las regiones menos desarrolladas del bloque, que están mayormente en el este de Europa. Pero se espera que ese gasto aumente en los años siguientes.

Sin embargo, en una medida sin precedentes, Italia se abstuvo de votar el presupuesto, pese a que el mayor gasto en inmigración y desempleo abordaría las preocupaciones de Roma. El país es uno de los frentes de la crisis migratoria y tiene una de las tasas de desempleo más altas del bloque.

El 4 de diciembre, Italia irá a las urnas en un referéndum sobre reformas constitucionales que se ha transformado en un voto de confianza del primer ministro Matteo Renzi.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below