17 de noviembre de 2016 / 13:32 / en 9 meses

Las propuestas de Trump en el exterior preocupan a las empresas españolas

Las propuestas más radicales del recién elegido presidente de Estados Unidos, Donald Trump, especialmente aquellas relativas a la política exterior, siembran dudas entre empresarios y analistas a este lado del Atlántico, si bien algunos expertos se muestran cautelosos respecto a su capacidad para implementarlas. En la imagen, Trump junto a senador Mitch McConnell (derecha) en el Capitolio en Washington, 10 de noviembre, 2016.Joshua Roberts

MADRID (Reuters) - Las propuestas más radicales del recién elegido presidente de Estados Unidos, Donald Trump, especialmente aquellas relativas a la política exterior, siembran dudas entre empresarios y analistas a este lado del Atlántico, si bien algunos expertos se muestran cautelosos respecto a su capacidad para implementarlas.

En un encuentro con empresas y medios de comunicación organizado por la escuela de negocios ESADE, el profesor José María de Areilza y el periodista Pedro Rodríguez, antiguo corresponsal en Washington, trataron de profundizar en las incertidumbres internas y externas que ha abierto la victoria del candidato republicano.

La victoria del magnate en las elecciones presidenciales estadounidenses celebradas el pasado 8 de noviembre desconcertó al mundo y sembró de incertidumbre los mercados. Además, las protestas ciudadanas contra el presidente electo han evidenciado una importante división nacional en turno a su figura y su idea de país.

Varios de los representantes de empresas presentes -entre ellas multinacionales con sede en España y empresas españolas del ámbito público y privado con negocios en EEUU- expresaron su preocupación respecto a la deriva de la política exterior de Trump.

Durante la campaña electoral, Trump criticó con dureza la diplomacia de Barack Obama respecto a países como Cuba, China o Irán, al igual que cuestionó el papel de la OTAN y la apertura comercial transatlántica. Asimismo, se ha enemistado con la opinión pública mexicana por su plan de construir un muro en la frontera con EEUU y su propuesta de restringir la entrada de musulmanes al país ha causado recelo en países de Oriente Próximo.

El empresariado español manifestó inquietud por el impacto en algunos de los hitos en política exterior de la etapa de Obama, tales como el deshielo de las relaciones con Cuba o el histórico acuerdo nuclear con Irán.

No obstante, Rodríguez puso en duda que el magnate pueda llevar a cabo algunos de los cambios radicales que defiende en materia internacional. "No tiene ni la experiencia, ni el equipo, ni el interés", señaló.

Asimismo, el profesor De Areilza añadió que, a su juicio, el "oportunista" Trump, tendrá también dificultades a cabo algunas de sus propuestas domésticas más polémicas. En este sentido, a juicio del académico, "la gran oposición no va a estar en los demócratas, sino en su propio Partido Republicano".

¿MÁS NEGOCIO PARA ESPAÑA?

El profesor de economía y finanzas de ESADE Robert Tornabell, que se ha reunido con empresas madrileñas y barcelonesas, algunas de ellas del Ibex 35, para recolectar sus expectativas, cree que pese a las incertidumbres geopolíticas hay sectores como el turismo que tienen buenas perspectivas en el corto y medio plazo.

"Como en el Mediterráneo está todo convulso, Barcelona se ha convertido en el puerto más seguro", dijo a Reuters, añadiendo que es probable que sigan llegando muchos cruceros de placer tanto a la capital catalana como a otros puertos mediterráneos.

Tornabell recordó igualmente que Trump busca una relación más fluida con el presidente ruso, Vladimir Putin, lo cual podría beneficiar a las exportaciones españolas de coches frutas, verduras, carne de porcino y embutidos a Rusia, que podrían recuperarse.

Además, de acuerdo con este economista, la española Grifols, que fabrica hemoderivados y está comprando empresas en EEUU, espera que no haya aumento de aranceles, pese al mayor proteccionismo anunciado por Trump, debido a que las fuerzas armadas estadounidenses están muy interesadas en sus hemodiálisis.

"Creo que aumentarán los contactos culturales, los empresariales de inversión, el comercio y el turismo. Visto desde España, no es un cambio perjudicial, yo diría que al contrario", declaró a esta agencia.

No obstante, reconoce que la cuestión cubana sí preocupa. "En lo de Cuba puede haber un retroceso".

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below