Harker de la Fed dice que apoya una subida de los tipos de interés

jueves 17 de noviembre de 2016 08:28 CET
 

Por Jason Lange

FILADELFIA (Reuters) - El presidente de la Reserva Federal de Filadelfia, Patrick Harker, se mostró partidario de elevar los tipos de interés y dijo que el banco central estadounidense podría tener que subirlos de manera más agresiva si el gobierno del presidente Donald Trump promulga un estímulo fiscal.

"Podríamos necesitar un camino más pronunciado" de aumentos de los tipos, dijo Harker a la prensa el miércoles, y agregó que la Fed intentaría no ocasionar una recesión con las subidas de tipos.

La Fed ha dicho que espera elevar los tipos de interés de forma gradual. Pero la victoria del republicano Donald Trump en la elección presidencial del 8 de noviembre llevó a los inversores a apostar por una de la inflación si Trump cumple sus promesas de campaña de bajar los impuestos y aumentar el gasto en defensa e infraestructura.

Harker no tiene un voto en la política monetaria este año, pero lo tendrá en el 2017. La Fed se espera que suba los tipos de interés el próximo mes luego de elevarlas por última vez en diciembre del 2015.

La victoria de Trump también ha planteado dudas sobre si su gobierno entrante y el nueva Congreso podrían promulgar leyes que limiten la autonomía del banco central.

En un discurso pronunciado más temprano en el día, Harker dijo que la Fed debe mantener su independencia frente a la vida política de Estados Unidos y que sus funcionarios no cambiarán de rumbo debido a cambios en la opinión pública.

"La independencia de la Fed es crucial para tomar las mejores decisiones posibles para la economía estadounidense", dijo en el discurso.

 
El presidente de la Reserva Federal de Filadelfia, Patrick Harker, se mostró partidario de elevar los tipos de interés y dijo que el banco central estadounidense podría tener que subirlos de manera más agresiva si el gobierno del presidente Donald Trump promulga un estímulo fiscal. En la imagen, la sede de la Reserva Federal en Washington el 12 de octubre de 2016. REUTERS/Kevin Lamarque