15 de noviembre de 2016 / 10:07 / en 9 meses

La inflación británica cae inesperadamente en octubre

La inflación británica cayó inesperadamente el mes pasado pero los precios de salida de fábrica subieron al ritmo más rápido en años tras la caída de la libra, lo que hace prever precios más altos para los consumidores en el próximo año. En la imagen de archivo, consumidores cruzando la calle Oxford en Londres.Peter Nicholls

LONDRES (Reuters) - La inflación británica cayó inesperadamente el mes pasado pero los precios de salida de fábrica subieron al ritmo más rápido en años tras la caída de la libra, lo que hace prever precios más altos para los consumidores en el próximo año.

Los precios al consumo crecieron un 0,9 por ciento frente al dato de hace un año, dijo el martes la Oficina Nacional de Estadísticas, por debajo del 1,1 por ciento de incremento anual previsto por los economistas.

Sin embargo, los precios de los productos a la salida de fábrica subieron un 2,1 por ciento, a un ritmo mayor del previsto y el mayor incremento desde abril de 2012. Los costes que afrontaron los productores por las materias primas y el petróleo mostraron una subida mensual récord en octubre, del 4,6 por ciento.

"Tras impulsar inicialmente los precios de las materias primas, la reciente caída del valor de la libra está ahora empezando a empujar el precio de los productos a la salida de fábrica también", dijo el estadista de la ONS Mike Prestwood.

"Sin embargo, aparte del combustible, no hay pruebas claras de que estas presiones hayan engordado hasta ahora los precios en las tiendas".

A principios de este mes, el Banco de Inglaterra estimó que la inflación crecería aproximadamente un 2,7 por ciento a estas alturas del próximo año, cuando la gran caída de la libra tras el Brexit impulse al alza el coste de las importaciones.

Dado que se espera que los salarios crezcan más lentamente, muchos hogares probablemente afrontarán una subida del coste de la vida el próximo año.

La caída de la libra - un 16 por ciento frente al dólar y un 11 por ciento contra el euro - ha dejado a los proveedores y minoristas en dificultades para obtener beneficios ya que los productos importados se han vuelto más caros.

La inflación británica ha estado por debajo del objetivo del 2 por ciento del Banco de Inglaterra durante casi tres años y el año pasado fue de cero, el mínimo desde que empezaron registros comparables en 1950.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below