Bancos y corredurías se preparan para volatilidad estilo "brexit" tras elecciones EEUU

martes 8 de noviembre de 2016 12:41 CET
 

Por Olivia Oran y Sumeet Chatterjee

(Reuters) - Los grandes bancos globales como Morgan Stanley, JPMorgan Chase & Co y Goldman Sachs se están preparando para potenciales turbulencias en los mercados financieros tras las elecciones presidenciales del martes en Estados Unidos.

Cuando los resultados de las elecciones presidenciales más disputada en Estados Unidos en décadas comiencen a conocerse en Asia en las primeras horas del miércoles, los mercados de esa parte del planeta serán los primeros en acusar recibo de las noticias.

HSBC y el japonés Nomura Holdings, bancos enfocados en Asia, están entre las instituciones que han reforzado su personal, mientras que otros están elevando los requerimientos de márgenes en las operaciones para lidiar con un posible incremento en la volatilidad.

La preparación de los bancos refleja la experiencia tras la sorpresa que supuso en junio la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea, que llevó al índice bursátil S&P 500 a caer un 3,6 por ciento el día posterior a la consulta.

En Estados Unidos, Morgan Stanley pidió a sus equipos que consideren utilizar órdenes de "stop-loss" -un mecanismo de operación automatizada que vende la posición de un inversor cuando la acción o el activo alcanzan un precio predeterminado- si el resultado de los comicios causa un incremento del volumen y la volatilidad.

El banco también dijo a los asesores de su unidad de gestión de patrimonios altos que deben prepararse para sostener conversaciones relacionadas con la elección con sus clientes además de entregarles documentos de investigación como soporte, de acuerdo a un memorando difundido el 7 de noviembre y que fue visto por Reuters.

Los operadores esperan que los precios de las acciones estadounidenses fluctúen alrededor de un 12 por ciento hacia arriba o hacia abajo el miércoles, basado en los precios de las opciones del S&P 500 .

Algunos bancos están proyectando una caída más extrema en caso de una victoria del republicano Donald Trump. Citigroup, por ejemplo, estima que una victoria del magnate inmobiliario podría desatar una caída de 3 a 5 por ciento para el S&P 500.

Las acciones estadounidenses subieron el lunes después de que el FBI descartó presentar cargos penales contra la candidata demócrata Hillary Clinton por el uso de servidores privados para enviar correos electrónicos cuando era secretaria de Estado.

 
Los grandes bancos globales como Morgan Stanley, JPMorgan Chase & Co y Goldman Sachs se están preparando para potenciales turbulencias en los mercados financieros tras las elecciones presidenciales del martes en Estados Unidos. En la imagen, varios votantes en un colegio en el condado de San Diego. REUTERS/Mike Blake