Endesa, cerca de objetivos anuales en los primeros nueve meses

martes 8 de noviembre de 2016 12:27 CET
 

Por Jose Elías Rodríguez

MADRID (Reuters) - La eléctrica española Endesa dijo el martes que las cuentas de los primeros nueve meses del año le permitían anticipar los objetivos de beneficio para el conjunto del ejercicio.

La filial de la italiana Enel dijo el martes que su beneficio operativo bruto (ebitda) creció un 4,3 por ciento a 2.869 millones de euros entre enero y septiembre gracias a una mejoría del negocio liberalizado de electricidad doméstico y a la aportación de Enel Green Power España tras comprar el 60 por ciento que tenía la matriz.

El beneficio neto subió un 8,2 por ciento a 1.305 millones de euros.

En un comunicado al supervisor bursátil, Endesa dijo que estos resultados le permitían "anticipar que la compañía cumplirá con los compromisos planteados a los inversores en su plan estratégico".

La empresa espera cerrar el año con un beneficio neto de 1.300 millones de euros y un Ebitda de 3.200 millones.

Como hizo el año pasado, Endesa ofrecerá una actualización de su estrategia a largo plazo el próximo 23 de noviembre. En 2015, aprovechó el evento para mejorar sus objetivos de beneficio y poner al día al mercado de sus planes para el dividendo.

En la conferencia con analistas, sus directivos dijeron que el anticipo sobre el impuesto de sociedades tendrá un impacto en caja del orden de los 40-50 millones de euros.

Sobre las nuevas subastas de potencia renovable que el Gobierno quiere poner en marcha, el consejero delegado José Bogas dijo, en línea con comentarios de otras grandes eléctricas españolas, que no decidirán si participan en las mismas hasta conocer las condiciones de rentabilidad.   Continuación...

 
La eléctrica española Endesa dijo el martes que su beneficio operativo bruto (ebitda) creció un 4,3 por ciento a 2.869 millones de euros en los primeros nueve meses del año gracias a una mejoría del negocio de generación español. En la imagen, un hombre pasa junto al logo de Endesa en Madrid, el 26 de abril de 2016. REUTERS/Andrea Comas