Corbyn pide "mínimos" para apoyar el Brexit en el Parlamento

domingo 6 de noviembre de 2016 11:10 CET
 

Por William Schomberg

LONDRES (Reuters) - El jefe de la oposición laborista en Reino Unido intentará bloquear las conversaciones para un divorcio del país con la Unión Europea si es que el gobierno no accede a las demandas del partido para el llamado Brexit, lo que podría llevar a una elección general adelantada.

Jeremy Corbyn dijo el sábado al diario Sunday Mirror que el laborismo considera "mínimos para el Brexit" que requerirían garantías de que habrá acceso al mercado único europeo para los exportadores británicos, se mantendrá la protección de los derechos de los trabajadores, las garantías a los consumidores y al medioambiente, además de que el gobierno compense cualquier pérdida de inversión europea.

La Alta Corte de Inglaterra propinó un revés a la primera ministra conservadora Theresa May el jueves, cuando falló que una decisión formal que inicie las conversaciones para dejar la UE necesitaba de una aprobación del poder legislativo.

El gobierno ha dicho que apelará la decisión, pero si hay una voto parlamentario el Partido Conservador podría tener problemas para obtener la mayoría, porque a algunos de sus miembros tienen preocupaciones por los términos del Brexit.

"No estamos desconociendo el referendo. No estamos llamando a un segundo referendo", dijo Corbyn al Sunday Mirror. "Estamos pidiendo acceso al mercado europeo para industria británica".

El Partido Laborista había apoyado la opción de permanecer en la Unión Europea antes del referendo del 23 de junio.

En la entrevista, Corbyn dijo que estaba buscando la posibilidad de una elección antes de la que está programada para 2020.

 
El jefe de la oposición laborista en Reino Unido intentará bloquear las conversaciones para un divorcio del país con la Unión Europea si es que el gobierno no accede a las demandas del partido para el llamado Brexit, lo que podría llevar a una elección general adelantada. En la imagen, el líder de la oposición británica Jeremy Corbyn ofrece un discurso en Londres. 5 de noviembre 2016. REUTERS/Neil Hall