El Ibex cierra en tablas pendiente de los votantes estadounidenses

jueves 3 de noviembre de 2016 17:52 CET
 

MADRID (Reuters) - La bolsa española no logró mantener al cierre del jueves el rebote que amagó durante parte de la jornada ante la elevada inquietud entre los inversores por el resultado de las elecciones estadounidenses la semana que viene.

"Hay mucho miedo por el tema de EEUU", dijo Sonia Tardío, operadora de CM Capital Markets, en referencia al temor de que Donald Trump dé la sorpresa y se imponga a la demócrata Hillary Clinton, considerada como la opción más favorable en los mercados financieros debido a las incertidumbres sobre una administración del republicano.

"Además, esta mañana el mercado se ha movido por el Brexit, un tema que seguramente traerá más vaivenes en los próximos meses", añadió.

La noticia de que el Gobierno británico tendrá que pedir permiso al Parlamento para romper con la Unión Europea causaba momentos de volatilidad en los mercados financieros del Viejo Continente y provocó el despegue en las acciones de IAG.

La aerolínea, que integra a British Airways y a Iberia, fue el valor que más subió en Madrid con un avance de más del 3 por ciento.

En el ámbito doméstico, los ojos están puestos hoy en el anuncio del próximo gabinete del Gobierno tras la reciente investidura de Mariano Rajoy.

Tras dejarse más de 300 puntos en las tres jornadas previas, el Ibex-35 subió 0,07 por ciento a 8.879,9 puntos, incapaz de rebasar el nivel psicológico de los 8.900 puntos.

Por su parte, el paneuropeo Eurofirst 300, que tuvo una racha menos negativa que el selectivo español en las sesiones previas, cayó un 0,07 por ciento.

Tras un reciente y fuerte castigo, los bancos domésticos impulsaban el jueves al selectivo español, al recibir con entusiasmo las cuentas de sus colegas europeos y el anuncio del tribunal británico sobre el brexit, con avances entre el 1 y el 3 por ciento para Caixabank, Sabadell, BBVA o Santander.   Continuación...

 
La bolsa española no logró mantener al cierre del jueves el rebote que amagó durante parte de la jornada ante la elevada inquietud entre los inversores por el resultado de las elecciones estadounidenses la semana que viene.  En la imagen de archivo, una bandera española ondea en el edificio de la Bolsa de Madrid. REUTERS/Juan Medina