30 de octubre de 2016 / 13:02 / hace un año

BREAKINGVIEWS-Sin remedio para el problema de las farmacéuticas con la diabetes

LONDRES (Reuters Breakingviews) - No hay un remedio fácil para el problema de las grandes farmacéuticas con la diabetes. Los beneficios de Sanofi y Novo Nordisk procedentes de fármacos que tratan la enfermedad se hunden y hay pocas soluciones financieras. Novo está reduciendo costes e inversiones, mientras que Sanofi recompra acciones y busca adquisiciones. Al menos las acciones de la última están baratas.

No hay un remedio fácil para el problema de las grandes farmacéuticas con la diabetes. Los beneficios de Sanofi y Novo Nordisk procedentes de fármacos que tratan la enfermedad se hunden y hay pocas soluciones financieras. Novo está reduciendo costes e inversiones, mientras que Sanofi recompra acciones y busca adquisiciones. Al menos las acciones de la última están baratas. En la imagen, un paramédico (D) compureba el nivel de azúcar en sangre de un paciente en Yakarta, Indonesia, el 22 de abril de 2016. REUTERS/Beawiharta

Los problemas de precios de las farmacéuticas son crónicos. Los buenos años en los que podían subir precios en Estados Unidos acabaron en 2014, debido a que los gestores que compran fármacos para los pacientes llevaron a una reducción de precios superior al 10 por ciento anual. El mercado se sigue deteriorando: el grupo danés Novo Nordisk ha reducido su previsión de beneficio operativo a la mitad, hasta el 5 por ciento. Sanofi se mantiene cerca de un descenso anual de entre el 4 y el 8 por ciento en ventas ligadas a diabetes.

La situación empeora con la llegada de tratamientos genéricos de insulina como Basaglar, de Eli Lilly, y un producto similar de Merck. Una victoria de Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de Estados Unidos podría llevar a unas medidas drásticas sobre los costes sanitarios y los precios de los fármacos están en primera línea. La diabetes supone uno de cada cinco dólares de gasto sanitario, y los precios de la insulina se han quintuplicado desde 2001.

Mientras que Novo Nordisk reduce costes, cierra algunos proyectos de investigación y busca nuevos fármacos, el consejero delegado de Sanofi, Olivier Brandicourt, anunció una recompra de 3.500 millones de euros y planea ganar músculo en oncología y salir de los genéricos. Brandicourt ha tenido cierto éxito intercambiando activos con Boehringer Ingelheim para impulsar su cuota en el estable mercado de bienes de consumo. Pero hacer tratos no siempre funciona. En agosto Sanofi fue sobrepasado por Pfizer por Medivation, fabricante de un fármaco contra el cáncer.

Al menos las acciones de Sanofi son ya baratas. Citigroup asume que la diabetes supone alrededor del 30 por ciento de los beneficios del grupo, que se espera que sean de 6.800 millones de euros el próximo año. Si asumiera una caída repentina del 40 por ciento en el negocio de la diabetes, el resto de sus negocios seguirían aún con una ratio PER (el número de veces que el beneficio por acción está contenido en la cotización) de justo por debajo de 16, en línea con GlaxoSmithKline, y Novo. Dados los nervios con la diabetes, los inversores probablemente seguirán nerviosos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below