El nuevo Gobierno deberá ajustar 5.000 mlns de euros para cumplir con Bruselas

lunes 17 de octubre de 2016 15:44 CEST
 

Por Carlos Ruano

MADRID (Reuters) - La prórroga presupuestaria que el Gobierno español en funciones ha remitido a Bruselas obligará a quienquiera que gobierne a encontrar una receta con la que ajustar en 5.000 millones de euros las cuentas del país del próximo año para cumplir con el objetivo comprometido con Bruselas.

El Gobierno en funciones se ha limitado a remitir a los socios europeos una prórroga de los presupuestos de 2016 que, actualizada con las proyecciones macroeconómicas, resultaría en un déficit para 2017 del 3,6 por ciento del PIB, cinco décimas por encima de la senda pactada.

"Estas medidas (...) deberán completarse necesariamente por el nuevo gobierno con el fin de asegurar el cumplimiento (del déficit) de 2017 en adelante", señala el informe del plan presupuestario remitido por España a la autoridades europeas.

El Ejecutivo interino del Partido Popular confía en que a finales de mes Mariano Rajoy sea reelegido 'in extremis' y pueda ponerse inmediatamente a trabajar en unas nuevas cuentas para el año que viene.

Para resolver el mayor apagón institucional de la democracia, el principal partido de la oposición, el PSOE, debe permitir un gobierno del PP mediante la abstención de todos o parte de sus diputados y evitar así las que serían las terceras elecciones en un año.

Pero con el PP como único vencedor claro en caso de nuevos comicios y el PSOE temiendo un nuevo descalabro según los sondeos, parece claro que, además de la investidura, los socialistas deberían permitir también al menos un primer presupuesto para evitar repetir el bloqueo dentro de unos meses.

Tras exceder España el desfase presupuestario que había comprometido en 2015, el brazo ejecutivo de la UE decidió en agosto no multar al país y suavizó los objetivos para este y los siguientes dos años, aunque pidió al país medidas "eficaces" para reducir el desequilibrio.

  Continuación...

 
La prórroga presupuestaria que el Gobierno español en funciones ha remitido a Bruselas obligará a quienquiera que gobierne a encontrar una receta con la que ajustar en 5.000 millones de euros las cuentas del país del próximo año para cumplir con el objetivo comprometido con Bruselas. En la imagen de archivo, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, en una rueda de prensa el 29 de julio de 2016. REUTERS/Juan Medina