El imposible arte de predecir el rumbo de la libra

sábado 15 de octubre de 2016 14:03 CEST
 

Por Swaha Pattanaik

LONDRES (Reuters) - (El autor es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son suyas.)

Los estrategas de divisas pueden dividirse incluso cuando están de acuerdo. Las previsiones para dónde se encontrará la libra frente al dólar en 12 meses oscilan entre los 1,05 y los 1,47 dólares en un sondeo de Reuters publicado el 6 de octubre.

Incluso después del momentáneo derrumbe del 7 de octubre, es justo decir que la mayoría de los observadores esperan que la libra caiga aún más en los próximo meses. La disputa entre la cadena de supermercados británica Tesco y la proveedora Unilever sobre quién carga con el impacto de una moneda más débil sugiere que también las empresas están comenzando a prepararse para una libra más débil durante más tiempo. Los modelos económicos inteligentes a veces sustentan tales predicciones. Pero incluso los más complejos tendrán dificultades en esta ocasión. La moneda británica es más esclava de la política que de la economía. ¿Por qué es tan difícil pronosticar la evolución de la libra?

Las normas habituales para hacer predicciones a largo plazo en el mercado de divisas se quedan más o menos en suspenso cuando se trata de la libra. A menudo, los economistas tratar de analizar variables como la actividad económica, la inflación, el comercio exterior y las posiciones fiscales para aventurar el rumbo de las monedas. Sin embargo, todas esas cuestiones se enturbian por la enorme incertidumbre sobre cómo va a gestionar el Reino Unido su salida de la Unión Europea y qué tipo de relación tendrá en el futuro con el bloque.

El llamado Brexit "duro" podría reducir los flujos de inversión en Reino Unido. Si el resultado es menos intercambio comercial, la productividad podría sufrir en el largo plazo. Sin embargo, los economistas se han equivocado antes.

Pocos esperaban que la economía británica mostrara tanta resistencia en los meses siguientes al referéndum de junio sobre la UE. La naturaleza de los vínculos con la UE y en particular el tipo de acceso que el Reino Unido tendrá con el mercado único, se encuentran en el aire y no dependen de la racionalidad económica sino del regateo político.

Es posible que los calendarios electorales tengan más influencia en el resultado que los mejores intereses para ambas partes. ¿Entonces la economía no importa?   Continuación...

 
Los estrategas de divisas pueden dividirse incluso cuando están de acuerdo. Las previsiones para dónde se encontrará la libra frente al dólar en 12 meses oscilan entre los 1,05 y los 1,47 dólares en un sondeo de Reuters publicado el 6 de octubre.  Imagen de monedas de una libra en esta imagen tomada el 17 de junio de 2008.  REUTERS/Toby Melville/Illustration/File Photo