Italia busca convencer a Bruselas con los presupuestos de 2017

viernes 14 de octubre de 2016 17:46 CEST
 

Por Giuseppe Fonte

ROMA (Reuters) - El gabinete del primer ministro italiano, Mateo Renzi, se reunirá el sábado para aprobar el borrador de presupuestos para 2017, con la esperanza de que una modesta reducción en el objetivo de déficit convenza a la Comisión Europea.

Renzi afronta en diciembre un referéndum sobre la reforma constitucional que decidirá su futuro político y está deseando evitar un impopular ajuste.

El primer ministro ha dicho que quiere mantener el déficit en el 2,4 por ciento del Producto Interior Bruto, el mismo nivel establecido para este año, pero la Comisión presiona para que Italia haga algunos progresos en consolidación fiscal.

Fuentes gubernamentales creen probable que se alcance un compromiso en torno al 2 por ciento, el doble del 1,1 por ciento que había previsto para 2017 a principios de año.

La Comisión dice que dado que el crecimiento económico italiano sigue siendo débil, sólo reduciendo el déficit se puede contener la deuda pública, que ha alcanzado un récord del 133 por ciento del PIB, el más elevado de la eurozona tras el de Grecia.

La estructura presupuestaria la ha establecido ya el ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, y contiene pocas de las exenciones fiscales que marcaron los últimos dos presupuestos de Renzi pero evita una subida del IVA que anteriormente se había apuntado.

La subida del Impuesto sobre el Valor Añadido hubiera incrementado los ingresos en aproximadamente 15.000 millones de euros, así que el dinero habrá de sacarse de algún otro lado.

El Gobierno hasta ahora ha dicho que sólo 2.600 millones de euros provendrán de reducción de gasto, mientras que el objetivo es que los ingresos suban en torno a 8.500 millones de euros gracias principalmente a varios programas para reducir la evasión fiscal.   Continuación...

 
El gabinete del primer ministro italiano, Mateo Renzi, se reunirá el sábado para aprobar el borrador de presupuestos para 2017, con la esperanza de que una modesta reducción en el objetivo de déficit convenza a la Comisión Europea.  En la imagen de archivo, el primer ministro italiano Matteo Renzi (izquierda) habla con el ministro de finanzas Pier Carlo Padoan durante una votación en el Senado en Roma el 24 de febrero de 2014. REUTERS/Remo Casilli/File photo