BREAKINGVIEWS- El populismo europeo se prepara para una problemática segunda ola

jueves 31 de diciembre de 2015 12:18 CET
 

Por Fiona Maharg-Bravo

MADRID (Breakingviews) - El populismo solía ser un fenómeno marginal en Europa, pero se está haciendo común. Las elevadas deudas del sur de Europa y el desempleo han hecho madurar a partidos como Podemos, con ideología "anti-establishment". Sin embargo, los populistas ganarán tracción en otros países europeos, alimentándose en este caso de la creciente lucha contra la inmigración y el sentimiento euroescéptico.

El español Podemos y el griego Syriza hicieron de 2015 un año de sorpresas para los grupos políticos tradicionales. El partido español capitalizó su oposición a la austeridad y una elite corrupta.

Pero el relativamente fuerte crecimiento económico y la llegada del partido centrista Ciudadanos ha mantenido el movimiento bajo control. Los partidos apoyados por Podemos lograron algo parecido a una reaparición en las elecciones españolas del 20 de diciembre, aunque quedó en tercer lugar detrás de los dos principales partidos.

Mientras, Atenas se ha visto obligada a retractarse de sus promesas electorales contra la austeridad con el fin de asegurar los fondos de rescate.

La política radical no está muerta en la periferia de Europa: la nueva coalición socialista de Portugal está bruscamente a la izquierda. En Italia, los partidos populistas de la derecha e izquierda del espectro político acumulan casi el 50 por ciento de la intención de voto, de acuerdo con estimaciones de Eurasia Group.

Pero otro tipo de populismo se está gestando en otras partes de Europa, como Francia, Suecia, los Países Bajos y Polonia. La oposición está aumentando en popularidad, pero no debido a la austeridad, sino en respuesta a la inmigración y el terrorismo y la percepción de que las principales élites políticas son iguales.

El débil crecimiento y alto desempleo no ayudan, pero la economía no es la causa principal de esta segunda ola, y tampoco puede ofrecer una solución.

El éxito del líder del Frente Nacional de Marine Le Pen en la primera vuelta de las elecciones regionales de Francia es un ejemplo. Otros líderes de Europa del Este están adoptando la visión de extrema derecha de Hungría, Viktor Orban, como señala Cas Mudde de la Universidad de Georgia.   Continuación...

 
El populismo solía ser un fenómeno marginal en Europa, pero se está haciendo común. Las elevadas deudas del sur de Europa y el desempleo han hecho madurar a partidos como Podemos, con ideología "anti-establishment". Sin embargo, los populistas ganarán tracción en otros países europeos, alimentándose en este caso de la creciente lucha contra la inmigración y el sentimiento euroescéptico. En la imagen, el líder del Podemos, Pablo Iglesias (izq.), con el presidente español en funciones, Mariano Rajoy (R) durante una reunión en el palacio de La Moncloa en España el 28 de diciembre de 2015. REUTERS/Juan Medina