Japón culpa a los mercados emergentes de la debilidad de la inversión

jueves 24 de diciembre de 2015 08:48 CET
 

Por Leika Kihara

TOKIO (Reuters) - La mayoría de funcionarios del Banco de Japón se quejaron de los bajos salarios y del débil crecimiento de la inversión, pero expresaron optimismo acerca de que las empresas comenzarán a aumentar el consumo cuando las economías emergentes mejoren, mostraron el jueves las actas de su reunión de noviembre.

Muchos en la junta de nueve miembros también estuvieron de acuerdo en que el banco central no debería dudar en ampliar más su masivo programa de estímulo si los riesgos aumentan lo suficiente como para desalentar a las empresas a elevar los precios y salarios, de acuerdo al acta del encuentro.

"Los miembros compartieron la opinión de que era importante que el aumento de la tendencia de la inflación subyacente se vea reflejado en los salarios durante las negociaciones para los incrementos" entre las empresas y los sindicatos, agregaron las actas.

El Banco de Japón ha mantenido estable su política monetaria desde octubre del año pasado, apostando a que las empresas utilizarán sus ganancias récord para elevar los salarios y las inversiones y ayudar al inicio de un ciclo económico positivo.

En la revisión de tipos de interés durante la reunión del 18 a 19 de noviembre, la junta directiva del Banco de Japón discutió por qué las empresas han tardado en reaccionar.

 
La mayoría de funcionarios del Banco de Japón se quejaron de los bajos salarios y del débil crecimiento de la inversión, pero expresaron optimismo acerca de que las empresas comenzarán a aumentar el consumo cuando las economías emergentes mejoren, mostraron el jueves las actas de su reunión de noviembre. En esta imagen de archivo, el gobernador del Banco de Japón Haruhiko Kuroda en una rueda de prensa en Tokio, 18 de diciembre. REUTERS/Toru Hanai/Files