Los costes de contratación agobian a las pymes españolas antes de las elecciones

viernes 18 de diciembre de 2015 11:58 CET
 

Por Sarah White

MADRID (Reuters) - Elba Leandro está deseando ampliar su floreciente negocio de tratamientos de spa en Tenerife, pero no está segura del ritmo al que podrá contratar a más trabajadores dado el alto coste de las cotizaciones a la Seguridad Social que supondría expandir su plantilla de 60 trabajadores.

Es un dilema económico que comparte con los líderes de los partidos de todo el espectro político español, que haciendo campaña para las elecciones generales del domingo, están tratado de convencer a los votantes de que guardan la llave para reducir una tasa de desempleo obstinadamente alta.

Pese a que la recuperación económica y la reforma laboral han permitido a las empresas bajar salarios y abaratar el despido, Leandro y muchos otros pequeños negocios dicen que aún les echa atrás las cotizaciones a la Seguridad Social que tienen que pagar además de los salarios.

"Tenemos que ir con cuidado al ser tan caro todo", dijo, agregando que si bajaran estos costes, Spawellplus podría incluso arriesgarse a abrir más de un centro a la vez, ya que los hoteles en la isla canaria están demandando cada vez más sus servicios.

Ninguno de los partidos en liza en unas elecciones que se prevén muy reñidas quiere arriesgarse a vaciar el estado de bienestar, que está alimentado por las contribuciones de los trabajadores.

Pese a que España ha salido de una doble recesión, la Seguridad Social se sume cada vez más en los números rojos.

Pero no introducir cambios en los costes sociales de las empresas - como prevén los cuatro grandes partidos - podría dificultar la creación de 2,7 millones de puestos de trabajo que España sigue necesitando para volver al nivel de empleo de 2007.

Para el principal partido de la oposición, PSOE, y el recién llegado partido antiausteridad, Podemos, impulsar la demanda es clave. Ciudadanos, otro partido de nuevo cuño que prima una estrategia proempresarial, propone una reforma diferente del mercado laboral centrada en erradicar los empleos temporales con un contrato único.   Continuación...

 
Elba Leandro está deseando ampliar su floreciente negocio de tratamientos de spa en Tenerife, pero no está segura del ritmo al que podrá contratar a más trabajadores dado el alto coste de las cotizaciones a la Seguridad Social que supondría expandir su plantilla de 60 trabajadores.  En la imagen, trabajadores en la cocina de un restaurante del dueño la pequeña cadena hotelera JC Rooms en Madrid, el 15 de diciembre de 2015. REUTERS/Andrea Comas