Impuestos, empleo y gasto público, en juego el 20-D en España

lunes 14 de diciembre de 2015 10:30 CET
 

Por Blanca Rodríguez

MADRID (Reuters) - La política económica española sufrirá una gran transformación o sólo mínimas modificaciones tras las elecciones del próximo 20 de diciembre, que previsiblemente darán lugar a un Gobierno en minoría con necesidad de apoyos externos tras cuatro años de mayoría absoluta del Partido Popular (PP).

Subidas o bajadas impuestos, más o menos cambios en un mercado laboral con más de 4 millones de parados, aumento drástico del gasto público o una consolidación fiscal más lenta tendrán que ser acordados y pactados en un escenario inédito en España en el que cuatro partidos se repartirán el grueso de los 350 diputados del Congreso.

El PP aparece en todos los sondeos como la fuerza más votada, pero muy lejos de los 176 parlamentarios que marcan la mayoría absoluta, y seguido de cerca por los socialistas, la formación de centro Ciudadanos (C's) y el partido antiausteridad Podemos, con un porcentaje récord de indecisos que podrían tener la clave de las elecciones.

"Se tiene que ver quién tiene más capacidad para generar acuerdos, consensos y más votos a favor que en contra", dijo a Reuters Jordi Sevilla, responsable del programa económico del PSOE, quien da por hecho que su candidato, el líder socialista Pedro Sánchez, supera en este capítulo a Mariano Rajoy.

Ninguno de los cuatro ha querido desvelar cuál será su estrategia postelectoral, y rechazan a priori apoyar la investidura de un candidato que no sea el suyo, pero la experiencia de las autonómicas y municipales del pasado mayo apunta a acuerdos sin pactos de legislatura.

Los portavoces económicos reconocen que en temas como la financiación autonómica y la sostenibilidad de las pensiones tendrán que llegar a grandes consensos, pero otros capítulos como cambios en la fiscalidad y en el mercado de trabajo serán más difíciles de pactar y se determinarán casi votación a votación.

¿PSOE+PODEMOS? ¿PP+C'S?   Continuación...

 
La política económica española sufrirá una gran transformación o sólo mínimas modificaciones tras las elecciones del próximo 20 de diciembre, que previsiblemente darán lugar a un Gobierno en minoría con necesidad de apoyos externos tras cuatro años de mayoría absoluta del Partido Popular (PP). En la imagen, carteles electorales del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (delante) y el líder socialista Pedro Sánchez, dos de los cuatro principales candidatos de las elecciones del 20 de diciembre, en una estación de cercanías en Madrid, el 11 de diciembre de 2015. REUTERS/Susana Vera