La UE acuerda un paquete de crisis, Portugal empaña la cumbre

viernes 25 de marzo de 2011 18:10 CET
 

Por Noah Barkin y Jan Strupczewski

BRUSELAS, 25 mar (Reuters) - Los líderes europeos acordaron un nuevo paquete de medidas anticrisis en una cumbre de dos días, pero se vieron obligados a retrasar el aumento de su fondo de rescate y reconocieron que se enfrentaban a nuevas amenazas por la caída del Gobierno en Portugal.

En una batalla por reducir una crisis de deuda que ya perdura un año y ha llevado a que tanto Grecia como Irlanda acepten rescates, la UE había prometido presentar una solución integral en la cumbre del 24 y el 25 de marzo que esperaba que calmara a los nerviosos mercados.

Pero la repentina dimisión del primer ministro portugués José Sócrates la víspera de la reunión después de que sus medidas de austeridad fueran rechazadas por el Parlamento, arrojó una gran sombra de duda. La incertidumbre en otros miembros de la eurozona como Finlandia e Irlanda también impidió que los líderes finalizaran los elementos fundamentales de su plan.

"El euro ha sobrevivido a una prueba crítica pero hay mucho trabajo por hacer", dijo la canciller alemana, Angela Merkel, a periodistas, y agregó que el bloque necesitaba "redimir sus pecados pasados".

"Este es un paquete exhaustivo que creo que es un gran paso adelante. Si será suficiente, sólo el tiempo lo dirá".

Los rendimientos del bono portugués a 10 años alcanzaron más del 8 por ciento el viernes, hasta un nuevo récord, una tasa considerada insostenible para un país que necesita refinanciar unos 4.500 millones de euros de deuda en abril y otra cantidad similar en junio.

Los líderes pudieron firmar un acuerdo de financiación para el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), una red nueva y permanentemente segura que se hará operativa a partir de mediados de 2013.

Merkel se echó atrás antes de la cumbre en un acuerdo que hubiera obligado a Alemania, la mayor economía de Europa y el máximo pagador, a poner hasta 11.000 millones de euros para el fondo en su primer año, reduciendo su flexibilidad para recortar los tipos antes de las próximas elecciones.   Continuación...