Mubarak cambia ministros, pero los egipcios exigen su marcha

lunes 31 de enero de 2011 17:06 CET
 

Por Marwa Awad y Dina Zayed

EL CAIRO, 31 ene (Reuters) - El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, modificó el lunes su gobierno para intentar aplacar una revuelta popular contra sus 30 años en el poder, pero los airados manifestantes rechazaron los cambios y pidieron su dimisión.

Durante el séptimo día consecutivo de disturbios en el país más poblado del mundo árabe, decenas de miles de manifestantes llenaron la plaza Tahrir de El Cairo coreando "Fuera. Te queremos fuera", y cantando el himno nacional.

Soldados respaldados por tanques no trataron de contener a la multitud.

"Esto es todo un sinsentido", dijo el manifestante Omar el Demerdash, un ejecutivo de 24 años, añadiendo: "La petición es clara: Queremos que Mubarak y sus hombres se vayan. Cualquier otra cosa no basta".

El poderoso Ejército parece tener la llave del futuro de Mubarak. Aunque los generales se han contenido ante la revuelta, no han retirado su apoyo a Mubarak.

Las manifestaciones, sin precedentes en su intensidad en este país estrechamente controlado en el pasado, surgieron la semana pasada por la frustración ante la represión, la corrupción y la falta de democracia bajo el mandato de Mubarak.

Unas 140 personas han muerto en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en episodios que han transformado la imagen que Egipto tenía hasta ahora de un país estable, prometedor mercado emergente y atractivo destino turístico.

Mubarak, un cercano aliado de Estados Unidos y baluarte de la política occidental en Oriente Próximo, respondió a la ira pública ofreciendo reformas económicas.   Continuación...