Ferrer lamenta haber dejado que Murray se recuperara

viernes 28 de enero de 2011 16:58 CET
 

Por Ian Ransom

MELBOURNE, 28 ene (Reuters) - David Ferrer lamentó el viernes haberle dejado ganar a Andy Murray en las semifinales del Abierto de Australia después de haber tenido al británico contra las cuerdas, pero el español abandonó contento su trigésimo tercer torneo de Grand Slam tras dar lo mejor de sí mismo contra un "gran jugador".

El tenista español de 28 años tuvo en su mano un punto de set para ponerse con dos sets de ventaja sobre el británico en el ambiente eléctrico que había en el Rod Laver Arena, pero Murray cerró rápidamente esa posibilidad con un formidable servicio para posteriormente irse haciendo poco a poco con el partido, que finalizó con un resultado de 4-6, 7-6, 6-1 y 7-6.

"Tuve mi oportunidad con el punto de set en la segunda manga, pero en los momentos importantes él ha sacado realmente bien", dijo Ferrer, quien luchó duro durante toda la noche y desplegó un tenis sensacional antes de sucumbir en el momento en el que Murray aumentó la presión.

"Jugué un poco corto al comienzo del 'tie-break', y ahí (Murray) sacó su servicio", agregó.

"En los momentos clave siempre sacó mejor que yo. No pude hacer nada. Luché mucho. He intentado hacer mi mejor juego todo el tiempo, pero Andy es un gran jugador", recalcó.

El séptimo cabeza de serie perdió los nervios en la tercera manga al darle una patada a la firma de un patrocinador en señal de frustración, después de no lograr romper el servicio de Murray.

La remontada del español en el cuarto set desde un 'break' abajo animó a un radiante Rod Laver Arena abarrotado, pero la manga terminó con el segundo 'tie-break' perdido.

Sin embargo, Ferrer dijo que aún estaba ilusionado por haberse mezclado con los mejores tenistas del momento, a pesar de perder su segunda semifinal en un Grand Slam - su primera semifinal tuvo lugar en el Abierto de Estados Unidos en 2007.

"Soy el siete del mundo porque he jugado bien antes y después, ¿no?. Rafael (Nadal) es el número uno del mundo porque es el mejor. Federer es el dos porque es el segundo mejor. Yo soy el séptimo. La próxima semana, el sexto", indicó.