Zapatero renueva el aval del PSOE a sus reformas

sábado 22 de enero de 2011 15:11 CET
 

MADRID, 22 ene (Reuters) - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibió el sábado en la sede del PSOE el apoyo "unánime" de los barones socialistas a su impopular proceso de reformas.

En un encuentro con los secretarios generales de las federaciones y los candidatos autonómicos de su partido, los líderes socialistas analizaron la reforma del pacto social impulsada por el ejecutivo, y escenificaron el cierre de filas en torno a Zapatero.

En rueda de prensa posterior al encuentro, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, manifestó el "compromiso" de los asistentes con "la austeridad del gasto público" y con "las reformas que lo que quieren es crear empleo y garantizar la sanidad pública, la educación universal y sobre todo el sistema público de pensiones para nuestros hijos y nuestros nietos", añadió.

Los líderes socialistas mostraron también a Zapatero su apoyo a la reforma del sistema financiero. Una reforma que según el presidente andaluz se impulsa con un triple objetivo: garantizar la solvencia, aumentar la transparencia y facilitar la concesión de crédito.

El Gobierno quiere aprobar este mes el borrador de reforma de las pensiones, que está negociando con los sindicatos y empresarios. Además de esta reforma, los agentes sociales y el gobierno tratan de acercar posiciones sobre cambios en la negociación colectiva, la regulación de expedientes de empleo y las políticas de fomento de empleo.

Aunque el apoyo al proceso reformista fue unánime, Griñán confesó que alguno de los asistentes pidió un esfuerzo didáctico para explicar "muy bien" estas reformas.

"Coincidiendo con el objetivo que todos pretendemos, que es garantizar el sistema público de pensiones, la ciudadanía tiene que saber lo que está ocurriendo", añadió.

La reunión socialista coincidió con la segunda jornada de la Convención Nacional del PP en Sevilla. Sobre este asunto, Griñán lamentó que mientras los socialistas, cuando se reúnen, hablan de "los problemas de los ciudadanos", el Partido Popular opta por "atacar a los socialistas.