Wall Street pide paciencia en la aplicación de las nuevas reglas

lunes 8 de noviembre de 2010 21:45 CET
 

Por Joseph A. Giannone

NUEVA YORK, 8 nov (Reuters) - Los pesos pesados de Wall Street pidieron el lunes paciencia y moderación al Gobierno de Estados Unidos, que está introduciendo las reformas al sistema financiero más radicales desde 1930.

Dos años después de la crisis financiera creada por ellos mismos, las principales financieras del país se reunieron en una conferencia con grupos de presión de Wall Street y prometieron ayudar a "dar forma" a partes de la reforma que aún se están forjando.

El consejero delegado de Morgan Stanley (MS.N: Cotización), James Gorman, expresó su preocupación en la reunión anual de la Asociación de la Industria de Valores y Mercados Financieros (SIFMA) respecto a la "retórica" anti Wall Street del año pasado.

En su opinión, esa actitud ayudó a polarizar a los legisladores e hizo disminuir la confianza pública en los mercados.

Días después de unas elecciones que entregaron a la oposición Republicana el control de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Gorman pidió más tiempo para que se recuperen los mercados.

"El sistema financiero está casi apagado. Tan solo han pasado dos años. Se necesita un poco mas de paciencia para reconstruir, para acumular el capital que se necesita", dijo.

El presidente de SIFMA, Tim Ryan, dijo que el grupo quiere ayudar a dar forma la "norma Volcker" sobre operaciones bancarias de riesgo, entre muchas de las otras normas aprobadas en julio.

SIFMA representa a cientos de empresas de capital, bancos y administradoras de activos, incluyendo a Morgan Stanley, JPMorgan Chase (JPM.N: Cotización), Goldman Sachs (GS.N: Cotización) y Bank of America (BAC.N: Cotización).

"SIFMA continuará trabajando con el gobierno (del presidente Barack Obama), los reguladores y el Congreso para continuar restaurando la fe en los mercados financieros, incluyendo la efectiva aplicación del ley Dodd-Frank," dijo.

Esa ley y la de Protección del Consumidor, transformada en ley en julio por el presidente Obama, abarcan todos los rincones del sistema financiero de Estados Unidos, aunque deja muchos detalles a ser elaborados en los meses próximos por las agencias regulatorias.