Crecen las dudas sobre el futuro del consorcio Nextel-Televisa

viernes 15 de octubre de 2010 10:56 CEST
 

Por Cyntia Barrera Díaz y Tomás Sarmiento

MÉXICO DF, 15 oct (Reuters) - La alianza entre la gigante de medios mexicana Televisa y la telefónica Nextel para operar una concesión de telefonía móvil en el país continuaba en duda el jueves, después de que un juez decidiera una suspensión del proceso.

La suspensión definitiva, pedida por la telefónica Iusacell, del magnate Ricardo Salinas, impediría a Nextel y a Televisa usar un bloque de frecuencias para telecomunicaciones que ganaron en julio en una licitación.

El anuncio arrojó nuevas dudas sobre la posibilidad de que se concrete la sociedad entre Nextel de México - propiedad de la estadounidense NII Holdings NIHD.0 - y Televisa, la mayor productora de televisión en español del mundo, después de que algunas informaciones publicadas en la prensa local hablaran de la retirada de Televisa del acuerdo.

Un documento del tribunal obtenido por Reuters especifica que el 26 de octubre se realizará una audiencia para que los afectados revisen la decisión.

Ambas firmas anunciaron a principios de año un acuerdo mediante el cual Televisa (TLVACPO.MX: Cotización) (TV.N: Cotización) compraría un 30 por ciento de Nextel de México, por 1.440 millones de dólares, en caso de ganar un bloque nacional de frecuencias para desplegar una red móvil de tercera generación.

Las firmas ganaron la licitación en julio y después de meses de retrasos ante decenas de desafíos legales por parte de competidores, el Gobierno les entregó este mes la concesión para operar el espectro.

"Tras meses de delinear toda una estrategia para participar en el ámbito de la telefonía del país, Televisa (...) ya tomó la decisión de hacer una pausa en ese proyecto, para concentrarse en su vocación más importante que es la televisión y la producción de contenidos", dijo el columnista Alberto Aguilar en el diario El Universal.

Televisa anunció la semana pasada un acuerdo con Univision - la mayor cadena de TV para el mercado hispano estadounidense - para invertir hasta 1.200 millones de dólares a cambio de una participación que puede llegar hasta un 40 por ciento de la estadounidense, en una negociación aplaudida por el mercado.   Continuación...