PREVIA - Honduras-Suiza, todo o nada en Sudáfrica

viernes 25 de junio de 2010 07:27 CEST
 

BLOEMFONTEIN, Sudáfrica, 25 jun (Reuters) - La selección de fútbol de Honduras debe esperar el viernes una milagrosa combinación de resultados para pasar a octavos en el Mundial de Sudáfrica, mientras la férrea defensa suiza también tiene la necesidad de marcar para seguir soñando.

La zaga suiza se llevó muchos elogios en el Mundial de Sudáfrica por contener a la poderosa selección española en su sorprendente debut con una victoria 1- 0. Sin embargo, para el partido clave contra los centroamericanos, deberá centrarse en atacar si desea avanzar a octavos de final.

Honduras, en su primer Mundial tras 18 años, no ha marcado goles en los dos partidos que ha disputado y es posible que ante Suiza ponga todas sus esperanzas en su delantero David Suazo, después de que el artillero Julio César de León tuviera que retirarse del torneo por lesión.

Pero cosas más difíciles e insólitas se han visto en el fútbol y los "catrachos" esperan que se dé una cascada de resultados. Si España pierde ante Chile, líder del grupo con seis puntos, y ellos ganan a los suizos por más de cuatro goles podría darse lo impensable: Honduras en octavos.

"Aún hay esperanza, aunque sea mínima, y planeamos aprovechar esa leve posibilidad en el último encuentro", señaló Suazo a la prensa.

Chile tiene una diferencia de goles de más dos, España de más uno, Suiza de cero y Honduras de menos tres. Chile, España y Suiza podrían terminar con seis puntos, con lo que la diferencia de goles sería un elemento decisivo.

El técnico Reinaldo Rueda reconoció que su estrategia fue muy débil ante el poderoso juego colectivo de los españoles y la calidad de jugadores como David Villa, quien marcó los dos goles de su equipo.

"Enfrentamos a un equipo que fue por lejos superior a nosotros (...) Creo que nos faltó convicción en nuestro juego para compensar y superar a este rival", señaló Rueda a la prensa tras el partido en el estadio Ellis Park en Johannesburgo.

Honduras espera que los suizos abran espacios, obligados a ganar por una diferencia de dos goles, aunque si España pierde podrían encerrarse en su área como se vio en los encuentros ante los de Vicente del Bosque y Chile, quienes acabaron con su récord de 558 minutos sin conceder un gol en un Mundial.   Continuación...