El inversor Peter Lynch se suma a la moda de la filantropía

domingo 20 de junio de 2010 12:55 CEST
 

BOSTON, EEUU, 20 jun (Reuters) - El conocido inversor Peter Lynch ha donado 20 millones de dólares (13,49 millones de euros) para formar a los directores de colegios en Boston, convirtiéndose en el último de una creciente lista de personajes acaudalados que defienden públicamente la filantropía.

La semana pasada, el fundador de Microsoft (MSFT.O: Cotización), Bill Gates, y el inversor de Berkshire Hathaway (BRKa.N: Cotización) Warren Buffett, los dos estadounidenses más ricos, comunicaron que han estado solicitando a cientos de multimillonarios del país que repartan al menos el 50 por ciento de su dinero.

Aunque su fortuna es considerablemente menor - está estimada en unos 350 millones de dólares -, Lynch comparte la creencia de que los ricos deben ayudar a la sociedad.

"La gente que ha tenido más suerte que otros debería entregar mucho dinero", dijo en una entrevista.

Lynch, de 66 años, hizo su fortuna al frente del Magellan Fund de Fidelity Investments. Entre 1977 y 1990, cuando renunció como gerente, el fondo creció hasta ser el principal de Fidelity, con más de 14.000 millones de dólares en activos - desde unos 20 millones -, y un retorno anual de un 29,2 por ciento de media.

Lynch, ahora vicepresidente de Fidelity Management and Research, y su esposa, Carolyn, llevan mucho tiempo financiando iniciativas educativas a través de la Fundación Lynch, su organización benéfica.

La nueva iniciativa, en la Escuela de Educación Lynch del Boston College, será la primera en proporcionar una formación específica a los directores como una manera de aumentar los logros generales de la educación.

"Estamos concentrados en dar a las personas un buen comienzo. La educación en los primeros años parece tener la mejor respuesta", dijo Lynch. Las bajas notas de los graduados de secundaria en Estados Unidos es "un cáncer nacional", agregó.

Carolyn Lynch, cuyo padre fue profesor y director, dijo que muchos profesores pasan del aula a la oficina del director sin una guía o preparación especial.   Continuación...