26 de octubre de 2009 / 17:02 / hace 8 años

La UE planea cambios radicales en su presupuesto

4 MIN. DE LECTURA

Por Marcin Grajewski

BRUSELAS, 26 oct (Reuters) - El órgano ejecutivo de la Unión Europea propondrá este año una radical reforma del presupuesto de los Veintisiete, que cambiará su enfoque desde la agricultura hacia la innovación, el clima y la energía, según un proyecto conocido el lunes.

La propuesta, que probablemente se oficialice a finales de noviembre, fijaría la ruta para unos dos años de negociaciones entre los distintos gobiernos, donde se espera que Francia y Reino Unido busquen mantener sus privilegios presupuestarios actuales.

El borrador de la iniciativa de la Comisión Europea obtenido por Reuters no menciona la cuantía total del presupuesto, que actualmente alcanza los 125.000 millones de euros anuales.

El proyecto pide velar por la disciplina fiscal, por lo que los países deberán reducir sus abultados déficits fiscales, producto de la crisis económica global.

A partir de 2013, cuando termine el presupuesto plurianual de la Unión Europea, debería haber "una mayor refocalización de las prioridades de gastos de la UE, con más énfasis en el crecimiento y el empleo, el clima y la seguridad energética (...) y menos énfasis en la agricultura".

La ayuda al exterior sería otra prioridad, ya que la propuesta insta a que la UE desempeñe un papel internacional más preponderante y ayude a promover reformas en los países en desarrollo, dijo la Comisión.

Actualmente, más del 40 por ciento del presupuesto de la Unión Europea se destina al sector agrícola y cerca de un tercio está destinado a fondos regionales, como la construcción de autopistas, cuidado del medio ambiente y capacitación laboral.

Ayuda a Agricultura

El documento señala que la ayuda regional debería estar más centrada en los proyectos de mayor valor como la investigación y el desarrollo, la innovación, la capacitación y los programas transnacionales, en lugar de simples planes de infraestructuras.

La propuesta de reducir las ayudas al campo seguramente irritará a Francia, principal receptor de subsidios agrícolas de la Unión Europea junto a Irlanda, Polonia y España.

Además, un recorte en el gasto para las regiones pobres podría molestar a Polonia y a otros nuevos miembros de la UE del centro y este de Europa, región rezagada en crecimiento y riqueza frente a sus pares del occidente.

En otra iniciativa que podría desatar conflictos, el documento apunta a retirar gradualmente el conocido como "cheque británico", una devolución de las contribuciones de Reino Unido al presupuesto de la UE.

La devolución, que supone miles de millones de euros al año, fue obtenida en 1984 por el Gobierno conservador de la primera ministra Margaret Thatcher.

La propuesta de terminar con este sistema irritaría a los conservadores británicos, escépticos hacia la Unión Europea y favoritos para ganar las elecciones generales del próximo año.

La Comisión dijo que el actual mecanismo de recaudación de presupuesto, considerado demasiado complejo, debería ser simplificado completamente.

Además, los fondos que provengan de la venta de derechos de emisión de gases de efecto invernadero podrían ser una fuente de ingresos, agregó.

En la agricultura, la Comisión dijo que las ayudas directas al campo ya no deben basarse en los niveles históricos de producción, sino en la promoción de la agricultura sostenible y el desarrollo rural.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below