Los océanos, un nuevo aliado contra el cambio climático

miércoles 14 de octubre de 2009 16:44 CEST
 

Por Wendell Roelf

CIUDAD DEL CABO, 14 oct (Reuters) - Prevenir la destrucción de la vida marina, desde el plancton hasta las algas y los bosques de manglares, podría ayudar a reducir las emisiones de combustibles fósiles entre un tres y un siete por ciento, según un informe medioambiental de Naciones Unidas publicado el miércoles.

El informe "Blue Carbon" dice que de todo el carbono biológico acumulado en el mundo, un poco más de la mitad es recogido por organismos marinos.

"Los océanos sanos (son) una nueva clave para combatir el cambio climático", decía el informe, que resaltaba cómo los organismos marinos como las algas absorben gases de efecto invernadero de manera natural.

Los organismos vivos en los mares y las rías capturan y acumulan hasta 1.650 millones de toneladas de dióxido de carbono cada año, lo equivalente a casi la mitad de las emisiones del sistema global de transporte, decía.

"Ya sabíamos que los ecosistemas marinos eran activos multimillonarios respecto a sectores como turismo, defensa costera, la industria pesquera, y los servicios de purificación", dijo Achim Steiner, director del Programa de Naciones Unidos para el Medio Ambiente.

"Ahora resulta que son aliados naturales contra el cambio climático", dijo, durante la publicación del informe en Ciudad del Cabo.

El informe propuso a los gobiernos que consideren financiar el "carbono azul" para proteger la vida marina.

Se estima que entre el dos y el siete por ciento del "carbono azul" se pierde cada año debido a factores como la contaminación y la eliminación de los manglares para el desarrollo costero.

La financiación propuesta, que se utilizaría para proteger y controlar los ecosistemas costeros y marinos, podría permitir un uso futuro de créditos de carbono parecido al propuesto para los bosques en las negociaciones climáticas de la ONU.

Steiner no quiso poner una cifra, y dijo que era poco probable que se fijara en la reunión de la ONU que se celebrará entre el 7 y el 18 de diciembre en Copenhague para sentar las bases de cómo luchar contra el cambio climático.