China, interesada en el plan de activos tóxicos de Banco Mundial

lunes 5 de octubre de 2009 22:29 CEST
 

Por David Lawder

ESTAMBUL, 5 oct (Reuters) - China ha mostrado interés en invertir en un nuevo programa de la Corporación Financiera Internacional (CFI) para adquirir y reestructurar la deuda con problemas en los países en desarrollo, dijo el lunes el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick.

Durante un discurso en la ceremonia de lanzamiento del programa que apunta a movilizar más de 6.000 millones de dólares para ayudar a los bancos y compañías a reestructurar los activos con problemas, Zoellick dijo haber discutido el programa con la Corporación de Inversión China (CIC), el fondo de riqueza soberana de China.

"Ellos están interesados en invertir en deuda con problemas. Nos dijeron 'podemos hacerlo en Estados Unidos, pero somos un poco cautelosos de hacer en el mundo en desarrollo porque no queremos ser acusados de cualquier cosa'", dijo Zoellick.

"Ellos tienen un interés significativo de acompañarnos en un programa de estructuración real", agregó.

Zoellick no aportó mayores detalles sobre cuál podría ser el monto ni qué medida estaría considerando la CIC para comprometerse con el programa o cuándo sucedería esto.

El Programa de Recuperación de Activos y Deuda de la CFI, el brazo del Banco Mundial para el sector privado, apunta a movilizar inversión privada para comprar deuda en problemas e invertir directamente en empresas que necesitan reestructurar su deuda.

La CIC se ha comprometido a comprar hasta 4.000 millones de dólares en activos estadounidenses en problemas, la mitad de los cuales irá a fondos de inversión público-privados subsidiados por el Tesoro para comprar valores tóxicos relacionados con hipotecas, indicaron personas relacionadas con los planes de la entidad china.

El periódico Wall Street Journal informó de que la CIC invertiría cerca de 1.000 millones de dólares en Oaktree Capital Management, una de las administradoras de fondos que se espera gane la aprobación del Tesoro para comenzar a invertir en valores.

Además, la CIC contribuirá con entre 600 millones a 700 millones de dólares a tres fondos privados adicionales para invertir en activos que van desde propiedades a infraestructura, incluyendo fondos administrados por Goldman Sachs (GS.N: Cotización) y Oaktree, informaron fuentes relacionadas con la entidad.

Al asociarse con la CFI, la CIC tendría un intermediario que podría vetar sus opciones de inversión y reducir las posibilidades de que se hable de que la entidad trata de ejercer presión sobre pequeños países en desarrollo.