17 de septiembre de 2009 / 10:50 / hace 8 años

Briatore dice que se sacrificó por el equipo

4 MIN. DE LECTURA

Por Alan Baldwin

LONDRES, 17 sep (Reuters) - Flavio Briatore dijo que se sacrificó por salvar al equipo Renault, pero hará falta algo más que la marcha del extravagante italiano para reparar el daño que han hecho las revelaciones sobre el arreglo de carreras.

"El peor acto de engaño de la historia del deporte", dijo el Times en un titular el jueves.

"Intentaba salvar el equipo", dijo Briatore después de que Renault anunciara que el ingeniero jefe, Pat Symonds, y Briatore habían abandonado la escudería tras las acusaciones de que había amañado el Gran Premio de Singapur del año pasado al ordenar al brasileño Nelson Piquet que se estrellara.

"Es mi obligación. Es la razón por la que he terminado", dijo a los periódicos británicos, cuyos comentaristas enfatizaron la naturaleza potencialmente letal de tal accidente y dibujaron un deporte enfermo carente de perspectiva moral.

El triple campeón austriaco Niki Lauda, que casi murió en un accidente en 1976 en Nuerburgring, dijo que el escándalo supone que el deporte ha tocado fondo de nuevo y que la FIA tenía que asumir una postura más estricta.

"El escándalo de espionaje de McLaren hace dos años fue extremadamente serio, pero los mecanismos siempre han discutido datos técnicos entre ellos", dijo al Daily Mail, en referencia a una controversia que costó a McLaren una multa récord de 100 millones de dólares.

"Esto, sin embargo, es nuevo. El mayor daño hasta ahora. Ahora la FIA debe castigar a Renault con dureza para restaurar la credibilidad en el deporte", añadió.

Fundamentalmente Putrefacto

El británico Jackie Stewart, otro triple campeón, estuvo de acuerdo.

"Hay algo fundamentalmente podrido y equivocado en el corazón de la Fórmula Uno", dijo a The Sun.

"Nunca en mi experiencia en la Fórmula Uno ha habido tal estado de autodestrucción. Millones de aficionados están sorprendidos, si no disgustados, con un deporte que ahora va de crisis en crisis con todo el mundo echándose la culpa".

El líder supremo de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, copropietario junto a Briatore del club de fútbol inglés Queens Park Rangers, rechazó defender a un hombre que había sido considerado su eventual sucesor.

"Es una pena que Flavio haya terminado su carrera en la Fórmula Uno de este modo", dijo Ecclestone, de 78 años, al Daily Mirror. "No puedes defenderle de ningún modo. Lo que hizo fue completamente innecesario. Es una pena que ocurriera", añadió.

Ecclestone, sin embargo, no se resistió a sacar algo positivo de la situación de Briatore, sugiriendo que tendría más tiempo para hacerse cargo del equipo de fútbol, y dijo que el deporte que él ha convertido en un negocio multimillonario no sufriría.

"(Briatore) me dijo recientemente que no quería terminar como yo, jugando con coches de carreras a mis años. Así que al menos se ha salvado de esa vergüenza", dijo.

"(El deporte) se ha recuperado de muchas cosas cuando otras veces la gente ha dicho que estaba acabado y se recuperará de eso. Se suponía que se acababa cuando Ayrton Senna. Se suponía que terminaba con la retirada de Michael Schumacher", añadió.

"La gente dice que ha sido un año tórrido, pero siempre lo es en Fórmula Uno. Siempre ocurre algo. Nunca es pacífico".

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below