Zapatero anuncia una nueva subida de las pensiones mínimas

domingo 6 de septiembre de 2009 15:40 CEST
 

MADRID, 6 sep (Reuters) - Las pensiones mínimas mejorarán su poder adquisitivo el próximo año a pesar de la grave crisis económica, según anunció el domingo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que no puso sin embargo cifra a este incremento.

"Mantendré mis compromisos con aquellos que tienen menos recursos, con aquellos que lo han dado todo, que han trabajado toda una vida, por supuesto", declaró el líder socialista en la tradicional fiesta minera que se celebra cada año en la localidad minera leonesa de Rodiezmo.

"Las pensiones mínimas ganarán poder adquisitivo y mejorarán la situación como hemos venido haciendo en los últimos cinco años hasta un 30 por ciento (...) Se lo propondremos a los sindicatos y también habrá acuerdo", añadió, sin cifrar el incremento para 2010.

Zapatero pidió confianza en su política y aseguró que las cuestiones sociales eran una prioridad de su Ejecutivo, y se mostró además convencido de que España saldrá de la crisis al mismo tiempo que las grandes economías

"Desde luego no me veréis al lado de aquellos que creen que vamos a salir los últimos. Vamos salir como los demás, podemos y volveremos a tener años de crecimiento", declaró.

El líder socialista apostó por modificar el modelo económico a favor de una economía sostenible basándose en cambios en los sectores de la energía y la educación, y ofreció para ello un pacto al Partido Popular.

"Vamos a trabajar a fondo por un gran pacto en materia educativa y en materia de energía. Pido desde aquí al Partido Popular que por una sola vez en esta grave crisis económica pongan algo de su voluntad, se sienten a hablar, piensen en el estado, en el interés general y podamos llegar a ese acuerdo", afirmó.

Sin embargo, lejos de acercar posiciones, el portavoz del PP, Esteban González Pons, criticó antes de la intervención de Zapatero la política económica del Gobierno y pidió al presidente que "no engañe a los jubilados como ha hecho este verano con los parados con el anuncio de los 420 euros".

Pons se refería a la ayuda extraordinaria destinada a los parados que el Gobierno pretendía conceder a los desempleados que se hubieran quedado sin prestaciones a partir del 1 de agosto. Posteriormente, los socialistas aceptaron ampliar esta ayuda a aquellos que hubieran agotado las prestaciones desde el 1 de enero.