Las telefónicas europeas cumplen las previsiones de ganancias

jueves 6 de agosto de 2009 17:47 CEST
 

BONN/ROMA, 6 ago (Reuters) - Las compañías europeas de telecomunicaciones Deutsche Telekom y Telecom Italia anunciaron el jueves unas ganancias del segundo trimestre que cumplían las expectativas del mercado y confirmaban sus objetivos anuales, pero no generaron entusiasmo entre los inversores.

Las grandes operadoras europeas luchan contra unos mercados saturados y una fuerte competencia a nivel local, y también dependen cada vez más de asegurar el crecimiento en el exterior, especialmente en mercados emergentes.

Deutsche Telekom (DTEGn.DE: Cotización), el mayor grupo de telecomunicaciones de Europa por ventas, anunció unas ganancias en línea con las previsiones, gracias al crecimiento en el extranjero y a una participación que compró el año pasado en el grupo griego OTE (OTEr.AT: Cotización).

A su vez, Telecom Italia (TLIT.MI: Cotización), la mayor operadora de telecomunicaciones de su país, señaló que sus beneficios habían caído en el primer semestre debido a un aumento de los impuestos, pero no al ritmo que esperaban los analistas.

Portugal Telecom (PT) PTC.LS, líder del país luso, señaló que sus ganancias netas del segundo trimestre habían bajado en línea con las previsiones, porque sus operaciones en Brasil contrarrestaron el impacto de unas tarifas móviles menores en su negocio nacional.

Un analista comentó que el descenso que sufrió la italiana en bolsa podría deberse a la decepción del mercado de que las empresas no informaran de resultados mejores a lo esperado, como hicieron sus pares Telefónica (TEF.MC: Cotización), France Telecom FTE.PA y BT (BT.L: Cotización).

PROBLEMAS EN EEUU Y REINO UNIDO

Deutsche Telekom señaló que sus ganancias subyacentes ajustadas subieron un 8,4 por ciento, a 5.300 millones de euros, y afirmó que se encamina a cumplir con sus objetivos para 2009, que recortó el pasado abril ante las difíciles condiciones del mercado, especialmente en Estados Unidos y Reino Unido.

A pesar de la seguridad de la compañía, su negocio en Reino Unido -donde es la cuarta entre cinco operadores- podría aún actuar como un lastre.   Continuación...