EEUU autoriza la devolución de préstamos de rescate a 10 bancos

martes 9 de junio de 2009 17:44 CEST
 

WASHINGTON, 9 jun (Reuters) - El Gobierno estadounidense autorizó a diez de los mayores bancos del país a devolver un total de 68.000 millones de dólares en fondos estatales de emergencia que les inyectó para combatir la crisis crediticia.

El Departamento del Tesoro no nombró a los bancos, pero muchos de ellos, como Morgan Stanley (MS.N: Cotización), JPMorgan Chase (JPM.N: Cotización), American Express (AXP.N: Cotización), Bank of New York Mellon (BK.N: Cotización), U.S. Bancorp (USB.N: Cotización), BB&T (BBT.N: Cotización) y Capital One (COF.N: Cotización), lo anunciaron por su cuenta.

Una fuente agregó que entre las entidades autorizadas también se encuentran Goldman Sachs (GS.N: Cotización), Northern Trust (NTRS.O: Cotización) y State Street Corp (STT.N: Cotización).

Muchos bancos se indignaron con las restricciones a los pagos de ejecutivos que acompañaron las inyecciones de capital. Ocho de ellos fueron presionados por el Tesoro a tomar fondos estatales a finales de octubre en el peor momento de la crisis.

Permitir que algunos bancos devuelvan el dinero al Programa de Alivio de Activos en Problemas (TARP, por sus siglas en inglés), inicia efectivamente un proceso para separar a los bancos más fuertes de los más débiles en momentos en que el sector financiero comienza a recuperar su equilibrio.

Algunos bancos siguen sobreviviendo gracias a la ayuda gubernamental, lo que los somete a las restricciones en los pagos a ejecutivos. Otros se quejaron de que no necesitaban la ayuda, por lo que se quedaron en desventaja frente a la competencia al no poder fijar sus propios niveles de salarios.

A cambio de invertir los fondos de rescate en los bancos, el Gobierno recibió títulos preferentes que pagan dividendos, por lo que las devoluciones a las que los bancos ahora están autorizados serán destinadas a la recompra de esos papeles.

Los bancos que paguen sus títulos preferenciales tienen el derecho a recomprar títulos de garantías ("warrants") que posee el Tesoro en sus firmas a un valor justo de mercado.

Los warrants dan al Gobierno el derecho de comprar acciones comunes a un precio predeterminado durante hasta 10 años y están pensados para darle a los contribuyentes una oportunidad de compartir las ganancias de los bancos saludables.   Continuación...