14 de enero de 2009 / 7:11 / hace 9 años

Citigroup y Morgan Stanley fusionarán sus corredurías

4 MIN. DE LECTURA

Por Dan Wilchins y Joseph A. Giannone

NUEVA YORK, 14 ene (Reuters) - El grupo financiero estadounidense Citigroup ha acordado fusionar su correduría Smith Barney con la división de gestión de fondos del banco Morgan Stanley, un paso más en el posible desmantelamiento del que una vez fue el mayor banco del mundo.

El emprendimiento entre Citigroup (C.N) y Morgan Stanley (MS.N) creará la mayor correduría de Estados Unidos, con más de 20.000 corredores y 1,7 billones de dólares (unos 12,81 billones de euros) en activos de clientes.

La plantilla de la correduría superará la del Bank of America (BAC.N), que el 1 de enero compró a la antigua líder, Merrill Lynch.

Morgan Stanley pagará a Citigroup 2.700 millones de dólares en efectivo y tendrá inicialmente el 51 por ciento de la sociedad, porcentaje que podría aumentar al 100 por ciento en cinco años, indicaron las firmas el martes.

La nueva empresa es un paso importante en lo que sería el desmantelamiento del "supermercado financiero" que Sanford 'Sandy' Weill tuvo cuando su Travelers Group compró a Citicorp en 1998 para crear a Citigroup.

Pero el consejero delegado del grupo, Vikram Pandit, ha tenido que deshacerse de activos después de que el banco, que ahora es el tercero de Estados Unidos, sufriera pérdidas crediticias masivas y amortizaciones relacionadas con la crisis financiera mundial.

Citigroup perdió 20.300 millones de dólares en el año finalizado el 30 de septiembre, mayormente por sus deudas hipotecarias y complejas.

Ambas firmas recibieron en total 55.000 millones de dólares del Programa de Alivio para Activos en Problemas del Departamento del Tesoro, que asciende a 700.000 millones de dólares.

Esperan Ahorro De Costes

La nueva correduría incluirá al negocio de gestión de fondos de riesgo de Morgan Stanley y a las unidades Smith Barney, Smith Barney Australia y Quilter de Citigroup. No contemplará Citi Private Bank ni a Nikko Cordial Securities.

Morgan Stanley podría elevar su participación en la empresa al 65 por ciento después de tres años, a un 80 por ciento en cuatro años y al 100 por ciento en cinco años.

Con la operación, los bancos esperan ahorrar costes por valor de 1.100 millones de dólares, o el 15 por ciento de sus gastos combinados, excluyendo las comisiones de los corredores.

Morgan Stanley podrá diversificar sus fuentes de ingresos, menos de cuatro meses después de convertirse en un holding bancario para poder recibir depósitos de bajo coste y sobrevivir, a diferencia de rivales más pequeños como Bear Stearns y Lehman Brothers LEHMQ.PK.

Citigroup presentaría unas ganancias después de impuestos de 5.800 millones de dólares en la transacción, lo que le permitiría fortalecer su balance.

Eso seguiría a los 45.000 millones de dólares que recibió del Gobierno, incluyendo los 20.000 millones de dólares del rescate de emergencia aprobado en noviembre, que le protegió en parte de las pérdidas de 306.000 millones de dólares en activos tóxicos.

Morgan Stanley recibió 10.000 millones del dólares del Gobierno.

El copresidente de Morgan Stanley, James Gorman, retendrá ese cargo y será presidente de la junta de la nueva empresa.

Charles Johnston, que ha sido presidente del negocio de gestión de fondos de Citigroup en Estados Unidos y Canadá, será el presidente de la nueva correduría.

La transacción se cerraría en el tercer trimestre de 2009 y está sujeta a la aprobación de los reguladores y a otras condiciones.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below