19 de marzo de 2009 / 10:26 / en 8 años

ANÁLISIS-Venta aeropuertos británicos, en mal momento Ferrovial

Por Sonya Dowsett

MADRID, 19 mar (Reuters) - Las condiciones para la venta de tres de los siete aeropuertos que Ferrovial (FER.MC) posee en Reino Unido, impuestas por el ente regulador de la competencia británico, podrían rebajar el precio en un momento difícil para la constructora española.

La Comisión de Competencia británica dio el jueves un plazo de dos años a la fuertemente endeudada compañía de infraestructuras para que venda el aeropuerto londinense de Stansted y el de Edimburgo o el de Glasgow, una vez que haya completado su subasta, ya en marcha, del aeropuerto de Gatwick.

El comité regulador dijo que aprobará a compradores independientes de BAA con experiencia y recursos financieros para operar los aeropuertos con eficacia.

"Eso hará más énfasis en los operadores frente a eventuales candidatos financieros, y así se reducen las posibilidades", dijo Andrew Fitchie, analista de Collins Stewart.

BAA dijo que confiaba n recibir una prima sobre el valor de la base de activos regulados de Gatwick de 1.600 millones de libras esterlinas, pero la semana pasada retrasó el plazo final de presentación de ofertas para dar más tiempo a los candidatos a organizar la financiación.

Ashley Steel, jefa de transporte e infraestructuras en la auditora KPMG, dijo que la velocidad en la cual las autoridades intentan completar las ventas es alarmante.

"En el actual entorno de negocio, con poco o nada de deuda dando vueltas, es un lapso muy ambicioso", señaló.

Ferrovial compró la operadora aeroportuaria BAA por 10.100 millones de libras en julio de 2006, con lo que casi triplicó su deuda. La deuda neta de la constructora era de 24.000 millones de euros a finales de diciembre de 2008, lo que se traduce en que su deuda neta es un 653 por ciento de su patrimonio neto.

La compra de BAA fue una de las muchas financiadas con deuda y llevadas a cabo en el exterior por parte de constructoras españolas que buscaban diversificar sus actividades en el pico del 'boom' local de la construcción -- una estrategia aplaudida en tiempos de créditos asequibles pero que ahora está dando dolores de cabeza a la firma en tiempos de escasez crediticia mundial.

La orden del regulador llega en un momento en el cual la compañía está lidiando con caídas en el tráfico aéreo por la crisis económica mundial y las economías en recesión de España y Reino Unido, además del frenazo en la industria española de la construcción.

Las acciones de Ferrovial cayeron más de un 60 por ciento el año pasado, con los inversores deshaciéndose de las acciones de compañías muy endeudadas. La empresa tuvo unas pérdidas netas de 838 millones de euros en 2008, principalmente por el impacto negativo de las nuevas medidas fiscales en Reino Unido.

Ferrovial, que completó una complicada reestructuracion de su deuda de 13.300 millones en agosto, no oculta que está buscando achicar su deuda.

El consejero delegado de la compañía, Joaquín Ayuso, dijo a Reuters en una entrevista en febrero que la empresa utilizará cualquier ganancia de la venta de aeropuertos para saldar deuda.

Información adicional de John Bowker en Londres, traducción de Feliciano Tisera

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below