Rentabilidades griegas suben por nuevas dudas sobre la ayuda

jueves 9 de junio de 2011 10:12 CEST
 

LONDRES, 9 jun (Reuters) - Las rentabilidades de la deuda griega subían el jueves después de que algunos funcionarios europeos dijeran que serían necesarias más medidas para cumplir los objetivos de reducción del déficit, sin que hubiera demasiada claridad sobre la forma de resolver los problemas de deuda del país.

Los precios de la deuda permanecían estables antes de la reunión de hoy del Banco Central Europeo, ante la opinión de que la entidad mantendrá los tipos estables e insinuarán un ajuste al alza en julio.

El equipo de estudio de la Unión Europea, el BCE y el Fondo Monetario Internacional dijo en un informe obtenido por Reuters el miércoles que el próximo pago de ayuda griega no podría hacerse efectivo hasta que corrija la financiación de su programa de ajustes.

En un mercado escaso, la rentabilidad de la deuda helena a 10 añós subía 10 puntos básicos al 16,47 por ciento.

Mientras tanto, los responsables de política parecían estar más cerca de un compromiso sobre la estructura de un segundo paquete de ayuda para Grecia, pero los mercados veían un impacto inmediato negativo de cualquier solución en la que participen tenedores de deuda del sector privado.

"El riesgo es si Grecia reestructura o reordena, Portugal e Irlanda serán castigados y España e Italia se convertirán en blancos también. Es brutal", expresó un operador.

La rentabilidad de la deuda lusa PT10YT=TWEB subía alrededor de 8 puntos básicos y marcaba nuevos máximos desde el euro del 10,9 por ciento.

Las agencias de calificación han dicho que la mayor parte de ajustes de deuda se considerarían un "default" y el mercado teme que las ventas resultantes de deuda helena disparen nuevas reducciones de calificación de los estados de la zona euro con ratings más bajos.

Ante las dudas sobre el pago del siguiente tramo de financiación del FMI, correspondiente al primer rescate, vital para que Atenas cumpla sus obligaciones en los próximos meses, el precio de la deuda a corto plazo parecía demasiado alto, según el estratega de ING, Alessandro Giansanti.

"El riesgo de ver un impago griego este año claramente crece...el mercado infravalora este riesgo", agregó.

Un bono griego a cinco años GR2008115YG= vence en agosto y cotiza alrededor del 98,5 por ciento de su valor nominal. Los datos de Reuters muestran que los pagos del cupón de unos 2.400 millones de euros deben cumplirse en julio.