Francia apoya a Draghi para el BCE, Alemania decide en junio

martes 26 de abril de 2011 17:48 CEST
 

   * Sarkozy apoya Draghi "porque es un excelente candidato"
 * Draghi ampliamente visto como favorito a suceder Trichet
 * Berlín decidirá en junio, improbable bloquee a Draghi
 Por Emmanuel Jarry y Gavin Jones
 ROMA, 26 abr (Reuters) - El presidente francés, Nicolas
Sarkozy, apoyó el martes durante una visita a Roma la
candidatura del gobernador del Banco de Italia, Mario Draghi, a
la presidencia del Banco Central Europeo, aumentando sus
posibilidades de suceder al actual líder, Jean-Claude Trichet. 
 La declaración pública de Sarkozy elevó la presión sobre la
canciller alemana, Angela Merkel, quien lidera la mayor economía
de la zona euro, para que acepte a Draghi como sucesor de
Trichet cuando este año expire el mandato de ocho años del
francés.
 Si Draghi, de 63 años, obtiene el puesto, ello implicará que
el presidente y el vicepresidente del BCE vendrán de países del
sur europeo, después de que el portugués Vitor Constancio fuera
nombrado en el segundo puesto el año pasado.
 Hasta hace poco, esto era considerado un obstáculo a la
candidatura de Draghi, en momentos en que los europeos del norte
rehúsan financiar los rescates de los países periféricos del
sur.
 El pasado de Draghi en el banco de inversiones Goldman Sachs
y el hecho de que proviene de un país con una historia de alta
inflación y pésima disciplina fiscal también podrían pesar en su
contra.
 Sin embargo, sus credenciales personales son ampliamente
respetadas y su candidatura ha ganado impulso desde que el ex
presidente del Bundesbank Axel Weber se retiró de la carrera dos
meses atrás.
 "Francia estará muy contenta de apoyar a un italiano a la
presidencia del Banco Central Europeo", afirmó Sarkozy en una
rueda de prensa conjunta con el primer ministro italiano, Silvio
Berlusconi.
 Refiriéndose a Draghi por su nombre, Sarkozy dijo que "no
estamos apoyándolo porque sea italiano. Lo estamos apoyando
porque es un excelente candidato".
 Sarkozy agregó que Berlusconi acordó que Italia entregaría
su actual puesto en el panel ejecutivo, ocupado por Lorenzo Bini
Smaghi, a un candidato francés cuando Trichet abandone la
presidencia a fines de octubre.
 "Es casi un pacto cerrado", dijo el analista Marco Valli de
Unicredit. "Creo que es un tema de tiempo antes de que Merkel lo
apoye formalmente", aseveró.
 Un portavoz del Gobierno alemán evitó referirse al apoyo de
Sarkozy a Draghi y dijo que la decisión sobre el sucesor de
Trichet se tomará en el próximo encuentro de la Unión Europea en
junio. No obstante, la mayoría de los analistas cree que Berlín
terminará respaldando a Draghi.
 Los analistas ya están considerando qué tipo de presidente
sería Draghi.
 Indican que es uno de los miembros del BCE más difíciles de
ser encasillados en términos tradicionales, aunque recientemente
comenzó a hablar más sobre las presiones inflacionarias y
advirtió de los riesgos en la política del BCE de comprar bonos
de estados con problemas de deuda.
 (Escrito por Gavin Jones en Roma)